S?bado, 26 de diciembre de 2009

PERSONAS QUE CABALGABAN POR LA ORILLA DE LA LAGUNA DE PETREL ENCUENTRAN CUERPO FLOTANDO

Un cuerpo de un desconocido –hasta ahora- de aproximadamente 35 años encontraron flotando en las aguas de la laguna de Petrel, dos turistas que cabalgaban por su orilla nor poniente frente al sector de la Isla, a pocos metros del límite urbano del balneario Pichilemu.

El hallazgo se produjo alrededor de las 14.30 horas de ayer sábado cuando a pocos minutos de arrendar sus caballares, dos personas emprendieron su paseo por la orilla de la laguna. Tras cerciorarse que se trataba del cuerpo de una persona, se devolvieron a hacer la denuncia a la policía, la que a los pocos minutos se constituyó en el lugar. Lo mismo, ocurrió con el Fiscal de Pichilemu Pablo Muñoz Leyton y luego también funcionarios de la Capitanía de Puerto.

Hechos los primeros peritajes en el lugar, según informó la radio “Entre Olas” FM, se constató que el cuerpo no tenía signos que hicieran presumir violencia de terceros.

Asimismo, las conclusiones preliminares indican que el cuerpo –en buen estado de conservación- podría tener una data de muerte de una semana.

En sus ropas, de estilo deportivo, no se encontró nada para identificarlo.

Tras esas iniciales pericias, ya informado personal del Servicio Médico Legal de Rancagua llegó para trasladar a la capital regional –por orden del Fiscal Muñoz- el cuerpo del hombre y proceder a realizar exámenes que permitan identificarlo, como también iniciar la investigación que permitan establecer las exactas causas de su muerte.

ROPAS
Por las ropas del occiso, ésta son del tipo deportivo, lo que constatamos por las fotografías que nos ha enviado el director de radio “Entre Olas” FM, Jorge Nasser, quien también nos dio a conocer dos particularidades que descartan que la persona sea un vecino de la comuna de Pichilemu: usaba una “perita” tipo chivato en jerga popular. Y en su cabeza solo tenía pelo en su mollera de alrededor de 10 a 12 centímetros de diámetro; un estilo muy poco usual para los habitantes pichileminos.

Estos datos podrían eventualmente ayudar a que familiares o relaciones puedan entregar antecedentes sobre la persona encontrada.

 

        


Comentarios