domingo, 17 de enero de 2010

LAS HERMOSAS “MATRIOSKAS RUSAS” DE CARNE Y HUESO BAILAN Y ENCANTAN JUNTO AL MAR DE PICHILEMU

- Todo ello, mientras “sin vaselina” el municipio acepta que impunemente se burle la ley General de Urbanismo y Construcción, se use, se ocupe y se usufructué de bienes nacionales de uso público.

Estimado ciber nauta, ¿conoce o sabe qué es una “matrioska”?. Nosotros sabemos qué es una matrioska: una muñeca de la artesanía rusa y las habíamos visto al menos en revistas.

Anoche vimos algo parecido, estéticamente hablando, y no a una “matrioska” sino casi a una docena de muñecas rusas, pero de carne y hueso, gracilmente bailando en el hielo, al asistir con una sobrinita y una hermana al Circo Ruso sobre Hielo. Fue la excusa perfecta para ver en “vivo y en directo a ese conjunto de beldades que queríamos conocer desde hacía tiempo y anoche cumplimos con ese deseo.

Verdaderamente impresionante el espectáculo ofrecido por los fabulosos hermanos mejicanos Fuentes Gasca –como el Señor Corales en off- los señalaba a cada momento.

P ‘uta que hermosas las bailarinas rusas. Y si bien no son “matrioskas”, son tan bellas como aquellas muñecas tan conocidas internacionalmente y que nos llevaron a hacer esta introducción. Tantas curvas como el camino que conduce a nuestro terruño, y que obviamente –al menos en sueños- uno quisiera recorrer no precisamente en automóvil.

La verdad que cuesta entender cómo se puede mantener el hielo sin derretirse ….

Pero yendo más directo al espectáculo, aparte naturalmente de la habilidad y destreza para manejarse sobre el hielo –no solo de las bailarinas, sino de los bailarines (que también hay)- el vestuario es maravilloso, acompañado del sonido –impecable y sin ninguna pifia- y de la iluminación adecuada a cada número, logrando con sus efectos recrear perfectamente cada cuadro y escena, especialmente sobre el cuento de la Sirenita, donde peces, pulpo, medusas, cangrejo y caballitos de mar “nadan” en el imaginario océano.

Para que decir el número del indio Sioux, quien con su puntería hacía blanco en cada objetivo, aunque tenía al frente a un “agente” distractor I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E. Pues en verdad, la patner con su escultural figura, lejos de lograr “ayudar” a concentrarse al indio, lo más probable es que haga lo contrario. Es que con esa bella figura …., uff. ¡My god!

EN MEDIO DE LA CALLE
Lo único extraño en medio del espectáculo, fue la sensación de estar sentado “en medio de la calle”. ¿Cómo?

En efecto, el Circo Ruso, una vez más está emplazado en medio de la calle que su (o sus) propietario (s) tienen cerrada, pese a que en el Plano de Loteo fue considerada “cumpliendo” con el Artículo 70 de la Ley General de Urbanismo y Construcción, que obliga al Loteador a dejar calles, avenidas, áreas verdes y zona de equipamiento.

Este “particular” propietario y loteador históricamente ha cumplido en el papel, pero en la práctica las áreas verdes las hace desaparecer como ocurrió con la Villa Lugano 1, la que reinscribió y transfirió a uno de sus hijos. En la Villa Cuatro Colinas, hasta el momento tiene cerrada una calle, en el tramo de la manzana que tiene cerrada y que usa y usufructa enteramente, sin que el municipio haga nada efectivo –tampoco el MINVU- desde que denunciamos esa situación irregular cuando descubrimos esas situaciones.

¿Hasta cuándo?

Como ciudadano me pregunto, ¿aquellos vecinos de Villa Lugano 1 y de Villa Cuatro Colinas no tienen acaso derecho a disfrutar de un área verde, como lo consagra la ley, para que sus condiciones de vida sean más agradables, para que los niños jueguen?, etcétera.

¿Y la Villa Lugano 2 consideró finalmente la área verde correspondiente?

Ha de saberse que, antes de las elecciones municipales del 2004 –ejerciendo mi rol de concejal- conocimos de este Loteo que se estaba tramitando “sin ÁREA VERDE” para que fuera aprobado por la Dirección de Obras Municipales. Y ante ello mi posición fue que no solo se debía obligar al Loteador a que modificara el Plano de Loteo e introdujera el área verde correspondiente y, más aún, el área verde que había “virlado” a la Villa Lugano 1.

¿Qué pasó después? ¿Se aprobó como debía ser o como el propietario le gusta a su “pinta”?

¿Y qué pasa con aquellos profesionales que son contratados por este Loteador?. ¿Olvidaron la normativa que indica la mencionada ley al respecto? ¿Dónde está la ética profesional o el dinero es más fuerte?

Más aún, cuáles son los concejales que están preocupado que a la comunidad no se la “embauquen”, y menos “sin vaselina”.

Dudo que se esté cautelando el interés en estos aspectos, pues al Concejo Municipal –otros- se la han puesto hasta atrás y han quedado felices, satisfechos, mientras el patrimonio municipal y fiscal sigue disminuyendo ante la voracidad de algunos privados. 

    

 


Publicante Desconocido @ 11:25
Comentarios (0)  | Enviar Noticia
Comentarios