Lunes, 18 de enero de 2010

Y eso que a –esas horas- estaba muy lejos de saber que era perdedora
TRAS VOTAR Y SER CONMINADA A ENTINTARSE EL DEDO, PICHILEMINA OBEDECIÓ, PERO SE LIMPIO EN LA CAMISA DEL OFICIAL MILITAR

El único caso que empañó el desarrollo de las elecciones presidenciales de ayer domingo en Pichilemu, fue el protagonizado por María Elena Arenas Muñoz (53), quien fue detenida y llevada a la Tercera Comisaría de Carabineros tras manchar con tinta la camisa del oficial de Ejército, Sergio Zúñiga, a cargo de la seguridad de la plaza.

El hecho se produjo en horas de la mañana cuando la mujer, luego de emitir su sufragio se negó a entintar su dedo pulgar. Ante ello, la presidenta llamó a los encargados de la seguridad del local de votación. Y conminada a hacerlo por éstos, reaccionó tirándole el voto en la cara de la presidenta de la mesa y no contenta con esto se limpió el dedo en la camisa del oficial.

Tras la agresión fue detenida y llevada a la unidad policial donde deberá enfrentar a la justicia por alteración del orden público y por agresión a un miembro de la seguridad y, por ser autoridad militar, deberá enfrentar la justicia militar, según informó Radio “Entre Olas” al proporcionar la información.


Comentarios