Martes, 19 de enero de 2010

PONCIANO MELÉNDEZ –JUAN BECERRA VARGAS- PAYADOR Y POETA POPULAR PICHILEMINO, UN ANTÉNTICO “ROTO CHILENO”

Hace 15 años una trágica noticia golpeó a los rancaguinos y –aparte de su familia- especialmente a los folcloristas, al difundirse que en horas de la mañana había fallecido Juan Baustista Becerra Vargas, más conocido en el ambiente artístico como Ponciano Meléndez, El Payador.

El hecho ocurrido el 13 de Enero de 1995 sorprendió a muchos e incluso se especuló con las causas de su deceso del destacado cultor del folclore, quien diariamente desde hacía 27 años acompañaba en el dial a sus auditores desde diversas emisoras de la capital regional.

En ese tiempo su programa lo realizaba en Radio “Amazonas” y –según conocimos- el director de la emisora que era su amigo, cuando Ponciano no apareció a la hora acostumbrada a su programa, éste se preocupó.

Ante ello, y al hecho que nunca fallaba –o en el peor de los casos, avisaba de su atraso- el director de la emisora lo empezó a llamar a su domicilio, pero como nadie le contestaba el teléfono, después de un rato decidió ir hasta su domicilio. Ahí le encontró –tras entrar a la casa- tirado en el piso aún vivo y con signos de haber tenido un ataque.

Por las informaciones de fuentes cercanas y a testimonios de amigos del ámbito radial, se le trasladó hasta el Hospital Regional donde nada se pudo hacer para salvarlo.

Su hija menor, entrevistada por “pichilemunews”, Paulina Becerra –que vivía junto a su padre y a otro hermano- revivió esos momentos cuando hace algún tiempo la visitamos en el marco del proyecto “PICHILEMU: Así éramos ayer, así somos hoy”; contándonos que justo ese día ella le había pedido permiso para visitar a su madre y que vivía en otro sector de la ciudad.

¿A raíz de qué, cuál es la relación de Ponciano Meléndez con Pichilemu, etcétera?

Bueno, mucho tiene que ver, pues este hombre, poeta popular y payador como a él le gustaba presentarse, nació en la comuna de Pichilemu. Más exactamente en las lomas costinas de Chacurra, cercanas a la localidad de Cáhuil, donde nació un 16 de febrero de 1924. Es decir al momento de su muerte, tenía 71 años de edad..

Por muchos años el nombre de Pichilemu fue paseado por todo el país donde quiera que él se presentaba, aunque estaba radicado en Rancagua.

Pronto se cumplirá su natalicio.

“pichilemunews” lo tiene considerado en el Capítulo en que se recordará a los creadores y artistas de diversos ámbitos del proyecto señalado y cuya terminación está a días de concretarse.

Tras ello se entregarán el set de ocho capítulos al Canal 3 de TV Ciudadano de Pichilemu para que sea programado y emitido a la comunidad desde el primer capítulo, no obstante que éste ya lo presentamos públicamente el 19 de Diciembre pasado.

La vorágine veraniega nos pilló y no pudimos recordar su muerte como lo teníamos pensado en principio; pero mañana 20 también es un día importante: Es el “Día del Roto Chileno” y bien podríamos decir que Ponciano Meléndez, el Payador, era un auténtico “roto chileno”. Por ello, este modesto homenaje a quien le brindó una de las más hermosas creaciones a nuestra tierra pichilemina, que ya tendrán la ocasión de oír y apreciar.

Por ahora, una resumida biografía de uno de los artistas que ha dado la comuna.

 

JUAN BAUTISTA BECERRA VARGAS

(PONCIANO MELÉNDEZ)

Nació en un modesto hogar del sector de Chacurra, en las comuna de Pichilemu, el 16 de Febrero de 1924.

Murió a la edad de 71 años, el 13 de Enero de 1995, en Rancagua.

 

Desde muy pequeño empezó a mostrar su habilidad para improvisar, pese a que su padre no tenía esa habilidad, aunque sí su abuelo.

Siendo muy joven emigró de la comuna de Pichilemu, asentándose en Rancagua desde donde ya con un innegable talento empezó a destacarse como payador.

Luego de distintas comunas y ciudades era invitado frecuente a competencias de payas en donde generalmente se destacaba ampliamente; al tiempo que además se revelaba como un compositor de tonadas, cuecas y canciones.

Quienes le siguieron su trayectoria indican que en Curicó logro un título de Campeón NACIONAL DE PAYAS; pero también se aburrió de asistir a un Encuentro de Payadores que se realizaba en la ciudad de Chillán donde siempre el jurado lo declaraba como ganador.

Su hija menor, Paulina con la cual conversamos nos confidenció: “Este hecho motivó que varios payadores optaran por no asistir, porque reconocían hidalgamente que mientras payara Ponciano no tenían ninguna posibilidad de ganar. Mi papá cuando supo de estas razones, decidió retirarse de las competiciones”, señaló Paulina.

Y acto seguido, manifestó: “Ahí mi padre decidió dar a conocer su arte a través de la radio y contrató espacio por 27 años hasta que falleció. Estuvo en varias emisoras en Rancagua, siendo la última la radio “Amazonas”, en donde de lunes a sábado entre 12.30 a 13 horas. Lo hizo en forma continuada dando espacio al folclore y destacando a quienes incursionaban en el difícil arte de la paya.

Fue precisamente el dueño de la radio “Amazonas” quien al no llegar a la hora acostumbrada a la radioemisora, lo empezó a llamar por teléfono a su casa y como nadie contestaba, preocupado porque nunca fallaba, fue a su casa, encontrándolo agónico en el piso de su hogar.

Llamó al hospital y le llevaron al centro asistencial muriendo en sus dependencias.

Confidenciando al respecto, Paulina nos contó que una pena grande es no haber estado en ese momento con él, pues junto a otro hermano menor éramos quien vivíamos con él. Ese día sábado –agregó su hija Paulina- le pedí permiso para visitar a mi madre y a regañadientes me dio permiso, como si él estuviera presintiendo que no quería estar solo. Y fue en el transcurso de la mañana cuando estaba solo cuando le dio un ataque.

Dándonos otros detalles de su trayectoria, Paulina nos contó que su padre siempre estaba atento a cuanto suceso ocurriera en la ciudad, en el país, e incluso en el mundo. Y luego sus trabajos los daba a conocer en su programa radial y en algunas ocasiones le enviaba sus trabajos a personalidades, autoridades, entre muchos otros.

“pichilemunews” fue testigo precisamente de la gran cantidad de tarjetas y cartas desde ex Presidentes de la República, embajadores en nuestro país, agradeciendo y felicitándolo por sus creaciones hacia hechos y sucesos, con un lenguaje festivo y muchas veces pícaro, una característica propia de la gente del campo.

Son numerosas las canciones que creó y registró en el Derecho de Autor, en donde está –¡como no!- una dedicada a su tierra natal, denominada “Recuerdos de Pichilemu”.  


Comentarios