S?bado, 23 de enero de 2010

JOSÉ VARGAS BADILLA, ESCRITOR Y POETA –YA NONAGENARIO- SE FUE A ESCRIBIR VERSOS JUNTO A AMIGOS Y CONTERTULIOS

- Sus funerales se realizarán mañana domingo 24, a las 13 horas, en la Parroquia Inmaculada Concepción de Pichilemu. Tras el oficio religioso en el lugar, será sepultado en el cementerio local.

Nonagenario escritor y poeta colchaguino, José Vargas Badilla falleció ayer en Pichilemu, comuna balneario y ciudad capital de la provincia Cardenal Caro, última morada que eligió para siempre el bardo –Hijo Ilustre de San Fernando- que le cantó prácticamente a toda la región a través de sus poemas.

Aunque nacido en la comuna de Codegua en la provincia de Cachapoal, don José Vargas era un fanático de Colchagua y en su capital, San Fernando, también vivió gran parte de su vida junto a su esposa Inés López –que le sobrevive- y sus hijos Patricio y Chito. No obstante, quiso venirse a pasar el resto de sus días a la comuna pichilemina, a la que le cantó muchas veces y dedicó uno de sus tantos libros publicados.

TRAYECTORIA
La trayectoria de don José Vargas Badilla está jalonada de premios y diversos lugares obtenidos en concursos literarios tanto a nivel regional como del país. E incluso fue invitado en más de una ocasión a países limítrofes a exponer y mostrar su obra junto a distinguidos hombres de letras de Latinoamérica.

Asimismo, paralelamente, fue el autor de numerosos himnos de ciudades al ganar los respectivos concursos, siendo co-autor con el profesor y músico sanfernandino René Orlando Benavides Pobrete, como fue en el caso del Himno Oficial de Pichilemu, realizado a principios de la década de los años ’80. Himno que –según decreto alcaldicio debía interpretarse en cada acto oficial, tras el himno patrio, pero que nunca se ha cumplido cabalmente.

José Vargas badilla fue por años activo dirigente de la SERCH Regional y como tal, fue artífice para que esta institución a nivel regional hiciera al menos uno de los encuentros anuales en donde –según recordamos- estuvo como invitado principal el dramaturgo Fernando Cuadra en la Pista Municipal. También participó activamente en el Grupo Literario “Los Inútiles” y otras agrupaciones culturales sanfernandinas, como también activo colaborador en periódicos y diarios regionales, incluido el periódico “PICHILEMU” en la década de los ’80 cuando lo editamos en su cuarto período hasta el año 1992.

Fue un inquieto hombre de letras y como tal promovió Exposiciones Ilustradas Itinerantes por la región, trayéndola un par de veces a Pichilemu, en donde participaban con poemas decenas de poetas de nuestra región.

A principios de los ’80 junto con el Centro de Hijos y Amigos de Pichilemu –que presidíamos- organizamos un Concurso Regional de Pintura, con el objetivo de crear la Pinacoteca Municipal, patrocinándola el municipio encabezado por José Lino Vargas Jonquera. No obstante. Las obras ganadoras –algunas- lucen en los muros de las oficinas bajo el edificio municipal, no dándoles la relevancia que merecen y menos aún, se continuó con el concurso para seguir acrecentando la pinacoteca.

En al menos una ocasión, recién establecido en su casa pichilemina, nos manifestó su deseo de regalar diversos libros publicados para las escuelas municipales de Pichilemu y así los hicimos llegar al DAEM de los años ’90 para que procediera a su distribución.

También una de sus últimas publicaciones “Semblanzas pichileminas” le colaboramos en la organización del Lanzamiento de su obra en la Sala de Arte “Agustín Ross” el año 1999, durante las Fiestas Patrias.

Cabe señalar que, en la ocasión, organizamos el Lanzamiento del libro de cuentos “Los Gatos del Casino”, de la escritora norteamericana Trudy Larkin Forster, y al otro día el libro de poemas indicado, acompañado de un flautista santiaguino pagado con recursos municipales.

San Fernando, supo de su talento, de su obra y de su activa y prolífera acción en el ámbito cultural de la ciudad. Es por ello que, con motivo del aniversario de la ciudad le distinguió con el título de “Hijo Ilustre de San Fernando”.

Por otra parte, con ocasión del natalicio y centenario del Premio Nobel, Pablo Neruda, recibió la medalla oficial conmemorativa que emitió el gobierno, la que nos mostró con mucho orgullo en una de las visitas que le hicimos en su hogar pichilemino.

Finalmente, recordamos su gusto y conocimientos sobre la pintura, donde como coleccionista privado dispone de valiosas obras de Arturo pacheco Altamirano, Valenzuela Llanos, Pedro Olmos, Torterolo, entre otros destacados pintores nacionales y que en más de una ocasión pudimos admirar.

Muchas cosas más se podrían escribir y recordar de la obra literaria, no obstante nos pilló de sorpresa por cuanto nos enteramos cuando veníamos viajando desde Santiago a Pichilemu, en horas de la noche.
Sin embargo, hemos intentado recordar las cosas más ligadas a Pichilemu, como un modesto homenaje de “pichilemunews”. Al tiempo que, expresamos a su viuda –Sra. Inés López- e hijos, familiares y relaciones, nuestras sentidas condolencias por el fallecimiento de su ser querido, el que –sin duda- junto a su tocayo y amigo José Arraño y muchos otros más de alguna tertulia compartirán y donde su querido Pichilemu estará como tema de conversación.     

 


Comentarios