sábado, 06 de febrero de 2010

El Silbato y el Acordeón de la Locomotora Nº 518

Por:  Juan Cornejo Acuña  - San Fernando

Nuevamente abriremos los libros de la historia de F.F.C.C. del E., para inmortalizar un hecho que hasta este momento no tiene precedentes y que esperamos que los lectores de este relato se enorgullezcan aún más de la vida cotidiana de los trabajadores de la empresa ferroviaria que harta prosperidad generó en la larga y delgada capa de tierra denominada Chile.

Pues bien, este relato surge en uno de los ramales más antiguos de la red ferroviaria del país, específicamente el que conduce al balneario de Pichilemu, haciendo hincapié en que recientemente se cumplió un año más de la inauguración del trazado completo, hecho acaecido un martes 5 de Enero de 1926 y que en la actualidad se encuentra en parte operativo gracias al Tren del Vino, no obstante desde la Estación de Peralillo hasta Pichilemu se encuentra sin vía debido al levante producido los primeros meses del año 2006.

Pero sigamos, acontecía de vez en cuando algo digno de comentar y esto va relacionado a la era del vapor. Especialmente a la locomotora tipo 57 Nº 518 y a su maquinista, sin embargo nos tomaremos la modestia de afirmar que esta locomotora junto a sus hermanas, las número 515 – 517 – 520 – 522 y a las tipo 58 Nº 550 – 551- 552-553-554-555, realizaban el recorrido desde San Fernando a Pichilemu y también al ramal Las Cabras, todo esto antes de la llegada de la era Diesel.

Empero, a diferencia de las demás locomotoras, la número “518”,  cuando traía consigo trenes de pasajeros o carga (dígase el tren 11 – 12; 37 - 38),  su maquinista gestaba dos cosas fuera de lo común de todo hombre que guía su máquina hacia el destino al cual debe llegar.

La primera y a la cual liga de forma directa  a la “518” es cuando el maquinista -al parecer- de apellido Contreras en la zona denominada “El Corte”, aproximadamente en el kilometro 2 del Cero del empalme Centinela (entrada al ramal Pichilemu) y a 5 kms. de la estación de San Fernando, realizaba algo bien gracioso. Al momento de ingresar al “Corte” el maquinista tiraba el cordel para accionar el claxon de la locomotora y reproducía la siguiente frase, obviamente adaptando las palabras al sonido del silbato: “Toma la canasta del Pan”.  Lo curioso de todo esto radica en que unos kilómetros más allá existe un pequeño poblado llamado “Peñuelas” y es aquí donde esta historia tiene su epílogo, ya que al momento de escuchar este agradable sonido, los lugareños de “Peñuelas” salían al encuentro del convoy para saludar o también regalar al maquinista y ayudante, frutas, pan, entre otras cosas.

Lo segundo y lo cual conecta al maquinista, es lo relacionado a las paradas de estación en estación que gestaba este hombre en su tarea de guiar el tren hacia su destino.

Como  todos los ferroviarios recordarán: los maquinistas y ayudantes, llevaban consigo su colación, dígase la vianda. El amigo Contreras aparte su vianda, iba acompañado de su fiel acordeón, la que en cada parada o detención que debía realizar en los minutos en que subían o bajaban los pasajeros, la tomaba y no perdía la ocasión de tocar su acordeón y junto con esto comenzaba a pulsar las notas que hacía disfrutar esos pequeños lapsus de tiempo de espera.

Ahora sólo las melodías son recordadas  por la locomotora “518”, uno que otro ferroviario y el viento, porque son los únicos que quedaron impregnados con los viejos pero alegre sones emitidos por el acordeón del “viejito del Acordeón”, como fue apodado  este célebre maquinista de la Empresa de los F.F.C.C. del Estado.

Para finalizar, hemos compartido este relato, como una forma de evidenciar todavía más parte de la historia de una locomotora, que según nuestros datos, se encuentra hoy en día en Carahue y que a pesar de ya no encontrarse operativa, todavía existe una hermana, la Nº 607, que recorre algunas estaciones de la vía férrea que conectaba San Fernando  con Pichilemu, marcando presencia homologando a la soberbia “518” en sus años dorados.


Publicante Desconocido @ 9:29
Comentarios (0)  | Enviar Noticia
Comentarios