Lunes, 08 de febrero de 2010

El turismo en la región incrementó en un 10% respecto al año 2009

Fuente: www.elrancaguino.cl

Por: Alejandra Conejera - Fotos: Nico Carrasco

La crisis económica y la influenza humana calaron hondo durante el año 2009 en el turismo de la región, sin embargo, durante la temporada estival 2010 el balance que realiza tanto el director del SERNATUR (Servicio Nacional de Turismo), Ernesto Romero, como los agentes de viajes es bastante auspicioso. Incluso, se espera un repunte significativo en el mes de febrero en cada uno de los destinos que posee la región.

A juicio del director del organismo Pichilemu, el Lago Rapel y Santa Cruz son sólo algunas de las alternativas turísticas que podrán disfrutar quienes opten por vacacionar en la Sexta Región. Además, afirma que observando las cifras que les han entregado los empresarios “están más que satisfechos con los resultados obtenidos a esta altura del mes de febrero”.

Según Romero en Pichilemu, por ejemplo, esta temporada ha sido muy positiva, ya que los fines de semana, sobre todo, han llegado a obtener el ciento por ciento de la reserva hotelera ocupada. Incluso, la primera quincena de febrero el porcentaje de reserva ya supera el 65%.

En este sentido, el Lago Rapel también ha mantenido un nivel bueno, puesto que en el mes de enero la ocupación llegó al 60% y febrero se proyecta sobre el 80%.

Por su parte, Santa Cruz es uno de los destinos más consolidados según el director del SERNATUR. En el mes de enero los hoteles obtuvieron una ocupación del 85% y se espera que este mes el porcentaje se mantenga o pueda incluso subir llegando a un ciento por ciento, lo que “sería extraordinariamente positivo pero es lo normal de ese destino turístico”, enfatizó orgulloso Ernesto Romero. Sin embargo, también aclara que de la totalidad de los turistas que llegan a Colchagua, el 40% son extranjeros que provienen de Brasil y Estados Unidos con una estadía promedio entre 2 y 3 noches.

En el caso de las Termas del Flaco, esta temporada alta ha presentado mejores resultados en comparación con el año pasado. En el mes de enero la ocupación llegó al 80% y para febrero se estima cerca de un 90%. Incluso, ya tienen registradas reservas de adultos mayores para el mes de marzo.

En términos generales, Romero sostiene que “el comportamiento del turismo respecto al año 2009 presenta un incremento de un 10%. El año pasado el turismo disminuyó a causa de la crisis financiera mundial y también de la influenza humana”. Además, por otra parte, enfatiza que la región cuenta con alternativas para todos los gustos que van desde los destinos como Pichilemu para los amantes del turismo de playa, también está el valle de Colchagua que es un destino más patrimonial muy vinculado a lo rural y la posibilidad de disfrutar del ecoturismo con la reserva de Río Cipreses, las Termas de Cauquenes y el Lago Rapel, además de los dos casinos que han tenido una respuesta positiva por parte de los turistas.

El balance de las agencias de turismo
Mauricio Barrera es agente de viajes de “Turismo Fantasía”, una empresa que trabaja con destinos tanto regionales, nacionales como internacionales. Por su parte, aclara que los paquetes más vendidos y que tienen una mayor aceptación es la Ruta del Vino que consta de un paseo por el museo, el casino y las viñas de los alrededores.

Sewell es otro de los destinos más demandados y que llama bastante la atención de los extranjeros. Se trata de un recorrido por el “Museo de la Minería del Cobre, además se hace un recorrido turístico por lo que es Sewell y las diferentes viviendas como el rol a, b y c, que existieron en su época y las cosas más importantes de la ciudad”, sostuvo. 

Por otra parte, también afirma que “si se compara la demanda de los tours regionales con los internacionales estamos hablando de una diferencia abismante de un 2 % contra un 98% respectivamente”. No obstante, aclara que durante esta temporada alta no hay una diferencia notoria entre enero y febrero en la demanda regional, en la mayoría de los casos, se mantiene una línea. Incluso, se atreve a señalar que “la gente de la región compra paquetes locales cuando va acompañando a un extranjero o un familiar”.

En comparación con el año pasado, esta temporada 2010 ha tenido un incremento, que se traduce “no en cantidad sino que en la rapidez de decisiones de un 60%. En enero del 2009 vendíamos de todo porque quedaba de todo, por el contrario, este año en noviembre ya no había que vender porque estaba todo reservado”, indicó. En este sentido, concuerda con el director del SERNATUR ya que “cuando de habló de crisis se restringieron y  al momento que informaron que ya se había acabado, la gente salió a comprar. Incluso, un programa que cuesta en temporada baja 500 dólares ahora están pagando 1300 dólares”, afirmó.

 


Comentarios