Viernes, 19 de marzo de 2010
LA ARMADA DE CHILE SIENTE
UNA GRAN PENA POR LA TRAGEDIA OCURRIDA; PERO TAMBIÉN POR LA CULPA QUE SE LES HA ENDILGADO

Los efectos de la fatídica noche del 27 de febrero, siguen en tierra “firme”, como en el ambiente enrarecido y lleno de réplicas que no dejan dormir normalmente a la mayoría de la población. Al tiempo que en la opinión pública –como lo hemos dicho, y como algo lógico- se abren discusiones en donde se trata de dilucidar y aclarar responsabilidades desde quienes debieron informar de lo que estaba ocurriendo, como también inmediatamente alertar a la población hasta los responsables de construcciones y edificios que colapsaron provocando destrucción y desamparo a miles de familias en varias regiones del país.
La opinión pública nacional como internacional poco a poco pudo ir conociendo los titubeos e indecisiones de altas autoridades, funcionarios gubernamentales desde el más alto nivel a los de menor rango. Pero como sucede generalmente, los “peso pesado” terminan deslindando responsabilidades en los de más abajo.
Como por ejemplo: el hoy ex ministro de Defensa Francisco Vidal quien no tuvo empacho en echarle la culpa al SHOA a sabiendas que desde el Comandante en Jefe de la Armada hasta el más humilde marino tendrían que callarse las ganas de responderle.
Y obvio, al menor indicio de réplica verbal hubiera sido acusado de “deliberante”.
No obstante, el sometimiento militar al poder civil terminó para algunos y hoy –al menos uno- se siente libres para manifestar su opinión en torno a los hechos y decirle al ex ministro Vidal –como a la opinión pública- que así como él fue capaz de decir que “un Tsunami es igual aquí o en Burundi”.También se puede decir que una “ALERTA DE TSUNAMI ES ALERTA DE TSUNAMI, y que ¡CUALQUIER IDIOTA COMPRENDE ESO!”. Aunque, claro, también hay excepciones.
¿Revivirán con esto las cientos de víctimas?
¡No!, pero la difusión que tuvo la acusación del otrora funcionario de gobierno, el hoy ex ministro de Defensa no tiene comparación con lo que intentamos modestamente nosotros, como seguramente otros pocos medios de comunicación.Así y todo, queremos contribuir que otras opiniones se conozcan.
Por otra parte. la investigación que hará la Fiscalía Nacional para buscar y encontrar a eventuales responsables de la secuela que dejó el terremoto y el maremoto, ¿ayudará a resucitar a las víctimas de esta tragedia?
¡No!, pero –sin duda- dejará las cosas en su lugar. Y, evidentemente, servirá para que las autoridades actuales saquen las mejores conclusiones de lo que debe hacerse y no hacerse ante la ocurrencia de similares fenómenos naturales.
Bien, aquí el texto que nos ha llegado y que entregamos a nuestros cyber lectores:


UNA OPINIÓN DIFERENTE A LA OFICIAL
Importante testimonio de un miembro de la Armada Nacional, funcionario del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), que con conocimientos profesionales explica la correcta actuación de el SHOA y de la Armada en general durante el tsunami que se produjo después del terremoto del 27 de Febrero, arrebatándole la vida a cientos de chilenos.
Con este argumento de un funcionario (por razones obvias, anónimo) de la Armada, y dirigido a la familia naval, queda en claro el profesionalismo de los Marinos, pero también la ineficiencia y descaro de la Concertación, desde la Presidente para abajo.
Recordemos que cuando todo esto ocurría las señoras Bachelet y Fernández se encontraban en dependencias de la ONEMI, donde debieron haber dado con urgencia la alarma de tsunami.
Ojala que las investigaciones que se hagan dejen en claro la responsabilidad que a estas mujeres les cabe en la catástrofe, y que se limpie la imagen de la Armada, institución que con profesionalismo cumplió con su deber.
Con respecto a las informaciones aparecidas en los medios de comunicación en relación a la mala gestión del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), en dar la alerta de Tsunami, quiero que sepan lo que tengo que decir al respecto. No imaginan la impotencia de ver cómo la opinión pública ha sido manejada a través de distintas estratagemas políticas para hacer creer algo a nuestro pueblo, ¡QUE ES MENTIRA!
La información que van a leer ahora es mucho más real que la que han escuchado hasta el momento, ya que yo estudio y tomo guardia en la sala de alerta de maremotos del SHOA.
Trataré de ser lo más breve posible para su fácil comprensión: En primer lugar, se acusa al SHOA de haber dado la alerta en forma tardía y ambigua.
En este punto, la alerta se avisó por radio HF a la Onemi a las 3:51 AM, 15 minutos después de haber comenzado a el sismo, y UN MINUTO DESPUÉS DE TENER LA CERTEZA CIENTÍFICA Y TÉCNICA DE QUE HABÍA POSIBILIDAD DE TSUNAMI.
Esta información fue captada por sismógrafos (instrumentos) propios y en conjunto con el Pacific Tsunami Warning Center (PTWC), de Hawai, EEUU.

Y LA ONEMI NO HIZO NADA. A las 4:04 AM fue enviada la misma información a la Onemi, por fax, en el que decía lo siguiente, bajo el título de ALERTA DE TSUNAMI: "A LAS 3.34 HA OCURRIDO UN SISMO 8,8 EN LA ESCALA DE RICHTER CON EPICENTRO A 80 KM AL NNW DE A LAS COSTAS DE COBQUECURA, CONCEPCIÓN. EL SISMO REÚNE LAS CONDICIONES PARA GENERAR UN TSUNAMI, PERO SE DESCONOCE SI SE HA PRODUCIDO AÚN. EN CASO QUE YA SE HAYA PRODUCIDO, LAS HORAS DE LLEGADA SERÁN LAS SIGUIENTES: (A continuación el listado de todos los puertos importantes de Chile y el horario de llegada a ellos, siendo Talcahuano indicado a las 3:45, 11 minutos después del sismo), MANTENDRÉ INFORMADO.

Y LA ONEMI NO HIZO NADA. La Onemi declara que esta información es ambigua, porque el fax dice: MANTENDRÉ INFORMADO. Hay que ser muy “cara de palo” para desconocer un formato estándar de fax que se ha utilizado durante 20 años en ejercicios entre el SHOA Y LA ONEMI, en pequeños Tsunamis ocurridos durante ese tiempo.
Que la información es ambigua... ALERTA DE TSUNAMI ES ALERTA DE TSUNAMI, “¡CUALQUIER IDIOTA COMPRENDE ESO!”.
Nuestro trabajo es determinar la posibilidad de Tsunami y la de ellos difundirla. Está claro quien no la cumplió. Además, algunas personas y medios reclaman que porqué la alerta por radio fue 15 minutos después, la explicación es que no existen todavía instrumentos que entreguen el epicentro en forma inmediata, ya que las ondas sísmicas siguen propagándose un par de minutos después del evento, y no permiten saber inmediatamente su procedencia.
Es por esto que la zona costera frente al epicentro es llamada fríamente por los geólogos de todo el mundo como "zona de sacrificio", ya que la onda de Tsunami llega primero que a otros lugares, sin contar que no queda nada en pie (antenas satelitales, radios, fibra óptica, hasta las campanas).
En resumen, la alarma se dio y a tiempo.
Por otra parte se acusa al SHOA de haber levantado la alerta antes de tiempo. Debido a las características de los Tsunamis, la alerta se canceló una hora después de haber sido emitida por fax, porque no había posibilidades de otro Tsunami aparte del que ya había llegado.
La ONEMI declara que el SHOA se contradice porque da la alerta y luego la quita. La Onemi sabe muy bien que la alerta debe quitarse en un tiempo prudente para calmar a la población y evitar muertes por efecto del pánico, una vez que no hay peligro. Los instrumentos indicaban tranquilidad en la zona sísmica, por lo que no iba a pasar nada. Y aquí es donde sucedió algo que todavía se desconoce científicamente. Aproximadamente a las 07,00 AM, mareas extremadamente altas entraron en Dichato, Constitución y otros sectores, llevándose y destruyendo todo lo que había dejado en pie el terremoto y el Tsunami. Este fenómeno ocurrió (es mi teoría solamente, porque no se sabe nada aún), por un desprendimiento submarino enorme en la zona de fractura que quedó "colgando" después del sismo, provocando una onda no destructiva por impacto, sino que por inundación. Esta onda, por definición, no es predecible y NO ES CONSIDERADA UN TSUNAMI.
Entonces resumiendo, la alerta se canceló para evitar más tragedias y sabiendo que no se producirían más Tsunamis aparte del ya ocurrido y luego pasó esto.
Mala suerte, puede ser. Pero le costó el trabajo a mi Jefe el Capitán de Navío Mariano Rojas Bustos, querido y respetado por todos en la Armada, y destituido este viernes en una impuesta y apurada ceremonia de cambio de mando. Además, todos los participantes de guardia de ese día, colegas míos, están siendo interrogados y puestos en duda por nuestra propia Institución.
Para que hablar de la opinión pública, algunos piden baja y cárcel para ellos. Y ya comenzarán las demandas.
En Viña del Mar, se prohibió el uso de uniforme a los Marinos porque apedrearon a unos grumetes en la calle.
El prestigio que la Armada se ganó con esfuerzo desde la Independencia de nuestra patria, se perdió por mentiras de la Onemi y el Gobierno. Y NO SE RECUPERA FÁCIL, PORQUE EL DAÑO YA ESTÁ HECHO, Y ES ENORME.
LA ONEMI ES LA INSTITUCIÓN RESPONSABLE DE LA MUERTE DE CIENTOS DE PERSONAS, PERO EL GOBIERNO OPTÓ POR CORTAR EL HILO POR LO MAS DELGADO, EN ESTE CASO POR EL SHOA. ELLOS NIEGAN SU CULPA, PERO UNA ACUCIOSA INVESTIGACIÓN PARA LA ONEMI PROMETIDA POR SEBASTIÁN PIÑERA COMIENZA ESTE LUNES Y SINCERAMENTE ESPERO QUE SE TOMEN LAS MEDIDAS QUE CORRESPONDEN.
NUESTRO COMANDANTE EN JEFE ASUMIÓ UN ERROR QUE NO COMETIMOS. ESE TEMA NO LO VOY A TOCAR, PERO LES ASEGURO QUE HAY ALGO MUY RARO EN TODO ESTO.
LA SEÑORA CARMEN FERNÁNDEZ, MINTIÓ Y CULPÓ A AL SHOA DE TODO... ¿PAGARÁ POR ESO?.
SI NO LO HACE POR MEDIOS LEGALES, LES ASEGURÓ QUE SU CONCIENCIA NO LA DEJARÁ NUNCA EN PAZ.

Comentarios