Martes, 06 de abril de 2010

“Un Seremi de Gobierno ante un terremoto, sale incluso sin peinarse, le están pagando para eso, sino no sirve”

Fuente: www.elrancaguino.cl  -  Abril 6, 2010
Mariely Mardones Arce - Fotos: Nico Carrasco



Pensamos que era su primera entrevista desde que comenzó su función de vocero de gobierno, pero nos confesó emocionado, que era la primera entrevista que le tocaba estar desde el lado de las respuestas. “A yayay; estuve atento a tus preguntas, los periodistas son irreverentes, por lo mismo ¡viva la irreverencia!, dijo Moreira al concluir su paso por los oficinas de diario El Rancagüino, donde se desempeño por 30 años.
En este escenario, contento, cómodo y súper orgulloso, dijo estar el recién electo Seremi de Gobierno, ya que tal como confesó, está representando lo que siente en la vida “Me emociono, porque tengo 30 años de periodismo y ahora me toca asumir una responsabilidad como ésta, en la cual trataré de representar lo mejor posible a mis colegas. Es tan bonito el periodismo, y cuesta tanto dejarlo, pero trataré de hacer lo mejor posible…El tema comunicacional no me es desconocido y creo que si hay algo que debiera ser siempre potente en los gobiernos es esta área; de esa forma los gobiernos se hacen notar”, dijo Moreira.
Y no es nada de fácil, puesto que Julio César Moreira asume la vocería de gobierno, tras un terremoto que nos perjudicó como región, donde además hoy trabajan aliancistas y concertacionistas al unísono, y también en un escenario, en que muchas seremías estaban acéfalas; incluyendo la de gobierno.
“Entiendo la política como una ciencia, lo que implica que es algo distinto a una política partidista. La idea es que no se pongan dogmáticos, medievales, en que el que nacía pobre se moría igual. No es justo, nadie se merece por sí el destierro, pero lamentablemente hay muchas personas que lo único que saben es hacer política. Cuando hay un cambio de gobierno tiene que haber una mirada distinta. Es difícil, porque hay personas que se van a quedar sin trabajo, pero a la gente que votó por Piñera, y que quería algo diferente no podemos mentirle, presentándole el mismo escenario. Y esto, que conste, lo estoy diciendo, de manera muy responsable como Julio Moreira, y quizás incluso estoy traspasando mis funciones como seremi, pero se debe cambiar a las personas que están en los servicios, y si la sociedad nos dijo algo, para legitimarse ante ellos hay que hacerles caso”, sostuvo el categórico vocero de gobierno.

CRÍTICAS CONSTRUCTIVAS: VOCERÍA EN TIEMPOS DE CONCERTACIÓN
Durante el período del gobierno de la Presidenta Bachelet, la región presenció tres cambios de Intendente Regional. Comenzó Héctor Leiva, luego Héctor Huenchullán y se finalizó con Juan Núñez; a diferencia de ello, sólo tuvimos una seremi de gobierno, Analía Carvajal. Pese a que desde el comienzo se cuestionó su paso, ella continúo con su cargo año tras año, aunque desde las primeras horas de haber pasado el terremoto, y hasta los últimos días del gobierno de la Concertación, no se evidenció la presencia de la entonces vocera de gobierno.
Cuando ha pasado más de un mes de ese suceso y sólo un día de comenzar las funciones, Julio Moreira afirmó que la mirada de él es otra. El cientista político, con 30 años de periodismo en el cuerpo, afirmó que tras una tragedia de la envergadura que existió, una autoridad sale, incluso “sin peinarse”. “Un seremi de gobierno, que tiene a su haber la vocería, debe trabajar rápidamente. Se le está pagando por eso, sino no sirve.
“Cuando se está en un rol público se debe ser transparente, en el día a día con la gente común; con los ciudadanos, y también con los periodistas, porque son ellos los que tienen la capacidad de indagar, y pueden llegar a esos temas que las autoridades no quieren que se sepan, porque de repente hay autoridades que andan con “yeguas robadas” y eso no nos debe pasar. Para eso esta la prensa, para acostumbrar a la autoridad para que sepan que su obligación es comunicar todo lo que él hace, y lo que él no hace”, explicó Moreira.

ESCUDO HACIA EL INTENDENTE Y ANCIPADOR DE CONTIGENCIAS
“El chileno en general no es preventivo, tampoco proactivo, no tiende a tomar las precauciones, siempre actúa desde la reacción y ese es un grave error de las autoridades: ellos deben dar a conocer los temas antes y no esperar a que los periodistas empiecen a indagar. Porque eso significa que la autoridad está escondiendo algo. En ese sentido, creo que el Intendente es bastante dúctil y va a entender que la prensa merece un enorme respeto, además de gozar de poder, porque la sociedad chilena se lo ha traspasado. Y eso es así, me ha tocado muchas veces reportear situaciones en que la prensa le ha logrado solucionar problemas a las personas”, dijo el seremi de gobierno.

LO MÁS DIFICIL DEL PRIMER DÍA
“Cuando hay códigos distintos y miradas distintas hay que irse. Lo más complicado es que uno llega a tratar con seres humanos, que tienen necesidades igual que todos nosotros, y que trabajan para tener un sueldo, para mantener a sus familias y eso es entendible y a uno le duele, pero el tema es que cuando hay un cambio de gobierno deben haber modificaciones, a menos que se hable de personas de planta o que sean expertos en la materia y no estén dedicados a esta “politiquería barata”, que nace en la búsqueda de padrinos”, afirmó Julio Moreira.

FONDO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN
“Esas son materias que pediré que sean tratadas a un nivel mucho más elevado. Creo que las bases deben ser analizadas. Entiendo que se debe premiar al mejor proyecto y no a los medios en que uno pueda lograr beneficio. Hay que revisar, porque no se debe dar dinero a alguien para que se quede callado. El gobierno no tiene por qué estar pagando a los medios de comunicación para que no digan nada”, sostuvo el entrevistado.

UNO DE LOS TEMAS FUERTES: DOS
La Dirección de Organizaciones Sociales es una de las líneas que requieren de la atención del seremi de gobierno. Es así, como Moreira aseguró que si no está la opinión de las organizaciones toda decisión que se tome podría ser errónea, “porque una cosa es que la ley me permita hacer muchas cosas, pero lo otro es que sea legítimo, y que cuente con el interés de la gente. Es impresionante lo que puede aportar “la gallada”, por qué no la escuchamos”, explicó.


Comentarios