Lunes, 24 de mayo de 2010

EMOCIONANTE INTERPRETACIÓN DE CLARINETISTA PICHILEMINO Y EXTRAORDINARIA ACOGIDA DEL PÚBLICO

 
- Al menos tres veces tuvo que salir a recibir los aplausos y vitores del público que apreció su interpretación.

“Hay mucha gente joven, hay mucha esperanza y talento en Chile …, padres apoyen a sus hijos en la música ….”, son parte de las palabras que alcanzamos a captar –en medio de los aplausos- del joven director de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Chile, Eduardo Browne, tras la serie de salidas que tuvo que realizar el solista en clarinete, Cristóbal González luego de su extraordinaria interpretación de la Sinfonía Nº 1, de Carl M. von Weber.

Aunque parezca contradictorio este artículo lo estamos empezando por el final, pues –aparte de quedar realmente fascinados, como todo el público- quisimos destacar las palabras del director de la orquesta sinfónica más antigua del país.

Todas las palabras que uno intente decir pueden parecer interesadas por el grado de consanguinidad que tenemos con el intérprete y ante ello lo mejor sería poner –en video- parte de la actuación de Cristóbal; cosa que en este momento no estamos en condiciones de hacerlo, pero que sí intentaremos en los próximos días,

Esto nada más porque, pese a tener grabada una buena parte de la actuación, la tecnología nos supera y no estamos en condiciones de exigir a nuestros colaboradores un trabajo instantáneo. Por desgracia estamos muy lejos de tener esa posibilidad de cubrir un evento y salir on line, tan rápido como quisiéramos.

No obstante, intentaremos en los próximos días….

Y, por tanto, para evitar que nuestra opinión sea parcial, nos remitiremos a recuperar las impresiones de un par de personas, con las cuales conversamos tras el término del concierto, en el foller del teatro, mientras esperábamos la salida de Cristóbal para felicitarlo, como sus padres –Mauricio y Oriana- también su hermana Tamara y hermosa hijita, su abuelo Oscar. Y nada menos que su primer maestro de música en la Banda Instrumental de Pichilemu, el músico y director Erasmo Peña Leiva, quien enterado de la carrera de su pupilo quiso estar en esta importante ocasión, viajando desde San Vicente de Tagua Tagua.

“Cómo no iba a venir si no todos llegan a tocar en estas instancias …” fue lo primero que nos expresó al manifestar nuestra sorpresa en el lugar, para agregarnos enseguida: “Me enteré de la actuación de Cristóbal e hice el esfuerzo de venir para acompañarlo y apreciar su progreso”.

Y consultado por la actuación de su ex pupilo en Pichilemu en los primeros años de la Banda Instrumental de Pichilemu, señaló: “Qué quiere que le diga don Washington, estoy muy contento y satisfecho por lo mostrado y la reacción del público, porque usted sabe que también ahí está un poquito de lo que enseñamos a esos niños en Pichilemu”, añadiendo enseguida que “veo este paso de Cristóbal como uno más de los muchos más que vienen en su carrera, de lo cual me alegro ….”, indicó evidenciando emoción en sus palabras.

Lucía, pianista –recién con su carrera terminada y examen dado exitosamente- también se mostró feliz y orgullosa por la gran actuación de Cristóbal, al conversar con “pichilemunews”. Aunque tiene motivos más especiales –pues es su polola- pero ello no le resta credibilidad a su impresión.

Consultada por sus afanes musicales, Lucía nos contó que su semana es en Santiago -donde residen sus padres copiapinos- en Concepción donde está Cristóbal y en Temuco donde hace clases de piano, en una maratónica jornada laboral.

Su abuelo Oscar, quien viajó desde Pichilemu para ver su actuación, no podía estar más emocionado y solo atinó a decirnos que nunca se imaginó que podría estar viendo a su nieto actuando –y más encima como solista- de una gran orquesta sinfónica, con más de setenta músicos acompañándolo; todo ello mientras se acercaban amigos, colegas músicos que conocen a los padres de Cristóbal, a felicitarlos. Y que luego se funden en apretones de manos y abrazos cuando aparece Cristóbal, luego de su exitosa presentación.

Si bien esto podría ser un sueño, no lo es. Es una realidad que sea ha ido forjando a punta de esfuerzo, de largas jornadas de estudios y ensayos, de años de perseverancia, de sacrificios y de viajes para cumplir con los estudios básicos, medios y paralelamente de música. Primero en Pichilemu, más tarde en Rancagua y Santiago.

También becas y asistencia a clases en Argentina, en España. Participaciones en dos o tres agrupaciones musicales, las cuales debió dejar para dedicarse exclusivamente a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción.

¿Qué viene a futuro?

Con Cristóbal, aparte de felicitarlo, no pudimos conversar con él para conocer sobre lo que viene, pero si con Mauricio, su padre, quien nos informó que hay en perspectiva otros desafíos que podrían llevar a Cristóbal a otras instancias. No obstante, no son fáciles, sino que demandarán preparación para competir ante otros músicos interesados.

CONCIERTO
El “Concierto para la familia” según el programa de actuaciones que tuvimos en la mano de los diferentes cuerpos estables del Centro de Extensión Artística y Cultura, CEAC, de la Universidad de Chile, lo de ayer –aparte de otras sorpresas- fue El Moldava del autor B. Smetana, Sinfonía Nº 6 de P. I. Tchaikovsky, Danza Eslava Nº 1 de A. Dvorák, Capricho Español de N. Rimsky-Korsakov, y el Concierto Nº 1 para clarinete de Carl M. von Weber, aparte de otras melodías, con la dirección del didáctico Eduardo Browne.

Las sorpresas no quedaron para el final, sino en la partida cuando en una breve introducción, el director señaló que en la presentación habrá no solo interpretación de melodías del programa, sino también interpretaciones corales, indicando acto seguido que por haberse conmemorado en el día de ayer –el 21 de Mayo- como buenos chilenos los invito a ponerse de pié para interpretar todos ustedes nuestro Himno Nacional.

E inmediatamente, los acordes patrios dieron inicio a una interpretación que sonó vibrante y emocionante.

Luego de bromear que a la salida estaría anotando a cada uno para extenderle un contrato, nos ilustró didácticamente en qué consistían las melodías, ritmos, acompañamientos y las diferentes clases de instrumentos musicales, haciendo que cada grupo de ellos los interpretara y mostrara.

Minutos después vendría por más de una hora y media una jornada que quedará por mucho tiempo en nuestra retina y memoria.

Ya les avisaremos del video clip que intentaremos poner on line próximamente.   

 


Comentarios