Viernes, 02 de julio de 2010

R?quiem por las ballenas jorobadas y los ping?inos de Pichilemu

Fuente: www.eldivisadero.cl - Viernes 2 de Julio del 2010

Por Ricardo E. Ortiz Barr?a

En medio de una f?rrea pero al mismo tiempo desigual lucha, por un Ays?n sin Represas y una Patagonia limpia y pura (y por cierto tambi?n, sin salmoneras) hemos asistido durante la presente semana, a dos estremecedoras noticias, ambas vinculadas a la preservaci?n natural del medio ambiente y de la diversidad especies que lo componen.

A trav?s de una nota period?stica, publicada el pasado d?a lunes 29 en el portal web de Radio Polar de Punta Arenas nos conmovimos al enterarnos de que, durante la ?ltima sesi?n de la asamblea anual de la Comisi?n Ballenera Internacional (CBI) que se reuni? en Agadir (Marruecos) entre el 21 y el 25 de junio, el gobierno de Dinamarca logr? adjudicarse una controversial cuota de caza aborigen para matar 27 ballenas jorobadas durante los pr?ximos tres a?os.

Las ballenas jorobadas constituyen una de las especies de mam?feros marinos del orden de los cet?ceos, tal vez no solo m?s conocidas, sino tambi?n queridas, las cuales como cualquier mam?fero, requiere respirar aire y por tanto debe subir a la superficie constantemente.

En nuestra ?poca escolar aprendimos tambi?n que esta especie, pertenece al suborden de los misticetos, es decir que en lugar de dientes, tienen una barba con la que atrapan su alimento al filtrar enormes cantidades de agua. La mayor?a de ellas siguen una ruta migratoria regular, pasando durante el invierno por nuestro mar austral, en cuyas aguas tienen lugar los alumbramientos y tambi?n los apareamientos.

Respecto a la brutal medida y sus alcances, Elsa Cabrera. Directora Ejecutiva del Centro de Conservaci?n Cet?cea de Chile y observadora acreditada ante la CBI en Marruecos manifest? que ?este es un duro rev?s a los logros alcanzados en la presente reuni?n, tales como, la mantenci?n de la moratoria y el rechazo a la ?caza cient?fica? de Jap?n, ya que si bien la CBI reconoce la caza aborigen, la propuesta de Dinamarca sobre esta especie no es justificable y afecta a poblaciones de ballenas que son compartidas con pa?ses de nuestra regi?n?.

Debemos consignar adem?s, que el debate previo a la decisi?n que conden? la vida de 27 ballenas jorobadas durante los pr?ximos tres a?os, estuvo marcado por el f?rreo rechazo del Grupo de Buenos Aires a la propuesta danesa, quienes afirmaron que la misma, impactara directamente a poblaciones de ballenas jorobadas que migran desde el ?rtico hasta las aguas del Caribe para reproducirse y de las cuales dependen diversas comunidades costeras de la regi?n para su aprovechamiento no letal a trav?s del turismo de avistaje de esta carism?tica especie.

La propuesta triste y finalmente aprobada, cont? con el apoyo para que no se nos olvide, de la Uni?n Europea, Estados Unidos, Nueva Zelanda y las naciones s balleneras que integran la CBI, no sin antes ser durante cuestionada como ya est? dicho, por el bloque de pa?ses latinoamericanos conocido como Grupo Buenos Aires (GBA) y pa?ses como Australia y M?naco.La otra terrible noticia ligada tambi?n a la naturaleza y el medio ambiente, provino desde nuestro litoral chileno.

En la localidad de Pichilemu (VI regi?n de O?Higgins) el Gobernador de la Provincia Cardenal Caro, Julio Ibarra, tras el hallazgo de 13 ping?inos de la especies Magall?nicos y de Humboldt, encontrados muertos el pasado d?a lunes 29 en la playa grande de la localidad costera, present? una querella ante la fiscal?a por abuso animal, en contra de todos quienes resulten responsables de sus muertes, haciendo presente adem?s, que tres de ellos presentaban claros signos de haber sido faenados ?Cuando los fuimos a ver, nos dimos cuenta que tres de ellos, estaban cercenados igual que un pollo. Se nota que fueron cortados con cuchillos. Para nosotros esos es grave, por eso presentamos la querella por abuso animal?, asever? Ibarra, calificando como un acto irracional y de barbarie lo acontecido.

Lo ocurrido con estas indefensas especies protegidas por nuestra legislaci?n, al igual que la ya decretada brutal matanza de ballenas jorobadas, tienen que llevarnos a todos reflexionar respecto al rol pasivo e indiferente que los humanos jugamos frente a todo ello. A menudo suele con pasmosa facilidad, criticarse (sin razones ?de peso?) a todos quienes creemos y tambi?n defendemos estas nobles causas, que son las que unen a miles y miles de personas alrededor de la tierra, reuniendo fondos, agrup?ndose y cumpliendo con las distintas normativas legales de organizaci?n vigentes, para en conjunto, tratar de detener de alguna forma y solo por el imperio de la raz?n, a todos quienes solo por la fuerza del dinero intentan destruir el mundo en paz y en armon?a en el cual todos aspiramos vivir y que, como equ?vocamente muchos piensan, nada tiene que ver, con no crecer y desarrollarnos, por el contrario, no estamos en contra de ello, solo que no creemos en el depredador modelo neoliberal que nos aprisiona y, que amparado en insensibles reglas y c?digos ultra globalizados, d?a a d?a nos persigue y busca impunemente aniquilarnos.


Comentarios