Mi?rcoles, 01 de septiembre de 2010

EL MES DE SEPTIEMBRE Y EL BICENTENARIO

?- En breve "pichilemunews" mostrar? una serie de novedades en el marco del Bicentenario y que se unen a otras iniciativas realizadas -como los proyectos audiovisuales "Protagonistas pichileminos cuentan su historia" y "Pichilemu: As? ?ramos antes, as? somos hoy" en fase de terminaci?n- hasta ahora.

Desde hoy a trav?s de toda nuestra Patria ?e incluso en cada lugar en donde est? alg?n compatriota, unos m?s, unos menos- ?stos deben estar experimentando una sensaci?n distinta con los aires dieciocheros, que en este a?o tienen una connotaci?n especial: Estamos cumpliendo 200 a?os de vida independiente, aunque entre comillas si es que analizamos esta situaci?n en el campo econ?mico.

No por ello, es menos significativo. Y no solo para nuestro pa?s, Chile, sino para muchos pa?ses hermanos que coincidentemente se independizaron en el mismo a?o, tras no pocas batallas emancipadoras y que cobraron la vida de miles de patriotas y no pocas vidas de quienes lideraron esas luchas independistas.

Este Septiembre de 2010 es muy distinto al de muchos otros septiembres. Y lo ser?, tambi?n, de los que sigan, pues nuestra patria ha sido golpeada ?en un gran porcentaje del territorio nacional- por la naturaleza, dejando una secuela de destrucci?n y muchas vidas de ni?os y adultos tronchadas, aumentando m?s a?n el dolor de aquellas familias afectadas.

Afortunadamente, en cada rinc?n, el sufrido pueblo chileno ha ido sorteando con entereza, levant?ndose poco a poco, aunque en algunos lugares no con toda la celeridad requerida y/o deseada.

A?n as?, se hacen los esfuerzos para responder a los requerimientos y en varios aspectos se ven muestras patentes de que la reconstrucci?n se ha iniciado.

Hay zonas, comunas, en donde sobretodo el aspecto viviendas definitivas va lento. Sin embargo, para que ?stas sean definitivas y no soluciones de parche, los tiempos no pueden ir de la mano al deseo inmediato de algunas familias. Y, claro, los m?s impacientes ?en algunas ocasiones alentados por aquellos mismos que han sido incapaces para responder oportunamente, como es el caso de otros siniestros causados por la naturaleza, como en Tocopilla por dar solo un ejemplo- se desesperan, protestan y expresan su malestar. Por suerte, la mayor?a entiende exactamente la dimensi?n de la cat?strofe y espera con m?s paciencia.

Pero as? como el terremoto y maremoto del 27 de Febrero pasado nos sumi? en la desesperanza, con r?plicas que de vez en cuando hacen renacer el temor, la naturaleza pese a seguir demostrando su poder, hechos como los sucedidos en la Regi?n de Atacama, junto con hacernos emocionar de Arica a Punta Arenas ?e incluso conmoviendo a la comunidad internacional- nos ha permitido darle un vuelco especial al conocer de la fuerza y lecciones que nos han dado los 33 hombres que siguen atrapados en la inmensidad de la monta?a. Y que siguen estoicos, enteros pese a las dificultades ?hoy atenuadas someramente- y a la espera de su rescate definitivo. Y que esperamos no solo los chilenos, sino tambi?n en todo el mundo.

Los testimonios de fortaleza nos han permitido ver la dimensi?n y calidad humana de un grupo de chilenos y un ciudadano boliviano que no obstante a las adversidades, tienen la suficiente fuerza para seguir luchando y salir con vida del trance en que quedaron sumidos tras el derrumbe en la Mina ?San Jos?.

Ello, tambi?n, ha servido para que ?ojal? de una vez por todas- los funcionarios de absolutamente todos los servicios del Estado, cumplan con su deber, como tambi?n hagan cumplir la ley y legislaci?n pertinente en todo lo que involucra el desarrollo de las actividades econ?micas: siempre teniendo como imperativo el cautelar la seguridad de quienes trabajan en donde sea est? su lugar de trabajo.

Al tiempo que, efectivamente, quienes incumplen con la ley y legislaci?n laboral ?como en este caso- paguen pecuniariamente absolutamente todos los da?os causados y, penalmente, si al tenor de la gravedad de su actuar (o no actuar) con todo el peso de la ley.

Aunque los hechos que a cientos de kil?metros de distancia pareciera no tienen similitud ?entre la Regi?n de Atacama y la Regi?n de la Araucan?a- las acciones que tienen a presos y encausados a integrantes de la etnia mapuche, tambi?n se podr?a esgrimir una acci?n de terrorismo al que due?os de ingenios mineros ?como es el caso que est? patente- mantengan esos lugares sin las m?nimas medidas de seguridad.

En efecto, gran parte de los presos que est?n en huelga de hambre est?n acusados ?bien o mal por las leyes que se invocan- de actos y/o acciones terroristas. Y en el norte lo que ha ocurrido no solo en la Mina ?San Jos? (despu?s de han sido cerradas varias Minas que no cumplen con requisitos b?sicos para su explotaci?n con seguridad) no podr?a ser catalogado de otra forma, sobretodo que el lugar ?como ha sido comprobado- no dispon?a de los trabajos debidamente fortificados por mencionar solo un aspecto de muchos otros que no se cumpl?an.

Como aquel dicho que dice que ?no hay mal que por bien no venga?, esperamos fervientemente que todos los aspectos de injusticia que ha puesto en el ojo de la opini?n p?blica ?en el norte y sur del pa?s- sirva para que nuestros legisladores perfeccionen la ley; pero sobretodo los encargados de aplicarla, lo hagan y mejoren los aspectos amagados y solucionen los conflictos con decisi?n que se mantienen en el tiempo.

Esperamos, insistimos, que el esp?ritu de satisfacci?n y orgullo que nos embarga por estos doscientos a?os, nos hagan reflexionar para acabar y/o mitigar los aspectos que son necesarios para que todos nuestros compatriotas tengan mejores condiciones de vida, de igualdad y justicia en lo sucesivo.

Un saludo a todos nuestros compatriotas donde quieran que se encuentren: un feliz ?18? y un lindo Bicentenario para nuestra querida patria.


Comentarios