Jueves, 07 de octubre de 2010

?EL GUITARRISTA DEL PREMIO N?BEL DE LITERATURA?

Desde hace varios a?os, conocemos la mayor?a de las actividades intelectuales del multifac?tico artista pichilemino Jorge Aravena Llanca, quien el a?o 1997 fue distinguido con el t?tulo de Hijo Ilustre de Pichilemu, por la serie de acciones en beneficio de la comuna, particularmente por ser el creador, autor e interpret? de canciones que resaltan la identidad e idiosincrasia del lugar de origen de su se?ora madre.

Es as? que, el a?o 1975 le conocimos personalmente cuando est?bamos iniciando nuestra labor de Corresponsal en Pichilemu, del Diario La Tercera de la Hora, de Santiago.

Y posteriormente por intereses similares en el tema cultural hemos tenido la ocasi?n de reunirnos y trabajar en proyectos culturales, pese a encontrarse radicado desde hace un par de d?cadas en Berl?n, Alemania; hecho que no ha obstado a que varias ideas suyas se hayan cristalizado, como la edici?n de antiguas y nuevas canciones a Pichilemu, donde en una cassete ?y tambi?n un posterior CD- le canta a su tierra, al tiempo que dio la posibilidad de que artistas locales interpretaran las antiguas canciones, produciendo estas obras musicales. Asimismo, hemos colaborado en el montaje de exposiciones como la que conmemor? los 100 a?os de Pablo Neruda, en cuya ocasi?n la realizamos como parte de la agrupaci?n cultural ?Gestarte?, por dar un par de ejemplos.

?A qu? vamos con recordar estas actividades que en m?s de una ocasi?n hemos informado?

A que no obstante a la amistad que mantenemos, y a que no siempre coincidimos plenamente en temas, sus art?culos los seguimos recibiendo y respetando lo que escribe. Es m?s, le pedimos nos los env?e, como en esta ocasi?n, sabiendo que alguna vez ?en el caso concreto en relaci?n al hoy denominado Premio N?bel de Literatura- fotografi? al escritor peruano junto a Pablo Neruda y a otros pr?ceres de las letras latinoamericanas.

Y recibimos no con poca sorpresa este art?culo que el mismo titul? ?El guitarrista del Premio N?bel?.

M?s por el tenor de ?l, nosotros lo ponemos con signo de interrogaci?n y ustedes, ver?n por qu?.

Adelante:

?El guitarrista del Premio N?bel?

?Fui testigo cuando, Mario Vargas Llosa, este nuevo premio Nobel era comunista, revolucionario, amante y defensor de los pobres y, alabancioso del progreso de la humanidad en manos de mentes despojadas de religiones y ataduras ancestrales del liberalismo.
La foto que les mando y que apareci? en el diario El Pa?s de Espa?a, por s? sola, no dice nada.
Las conversaciones, en esa etapa entre ambos, fueron las que aclaran, ahora, la sorpresa y perplejidad de ver a un hombre acercarse a las monarqu?as, inclinarse ante ellas como un yanacona, para recibir d?lares y premios ignominiosos con "olor a p?lvora" como dijo el m?s honrado y sincero escritor de todos los tiempos Jorge Luis Borges, que no quiso recibir el premio y prefiri?, no importa de manos de qui?n, la "espada de la libertad a un premio con olor a p?lvora".
Este premio tiene algo m?s, es del fabricante de armas, de la dinamita, de la nitroglicerina, de las armas modernas actuales, todo gracias a las patentes del nefasto genio de N?bel, que para exculparse, creo el premio a la Paz, que lo recibi? el a?o pasado el que promovi? y ejecut? la exterminaci?n de Irak para robarles el petr?leo. El moreno elegido para desprestigiar a los hombres negros.
Se puede uno imaginar perfidia mayor, numerosa y siniestra? Imposible!
Y este ganador del N?bel, sonr?e, felicita y agradece a quienes le otorgaron la infamia de recibir el dinero con que se gana en las guerras, el exterminio, el dolor y la desgracia humana del militarismo, la insaciable sed de los bancos, y la crueldad con sonrisa y gorra de militares. Y, perd?n, de los que le hacen publicidad a sus libros.
Qu? triste es decir todo esto! Muchos de mis amigos, igual que yo, son viejos a punto de morir, ya sin ning?n atisbo de juventud, no quiero que se vayan al infierno a convertirse en un eterno asado al espiedo, que nadie, adem?s, se va a comer.? Espero, que estos viejos como yo piensen, sac?ndose las manos de los bolsillos donde tienen las manos apret?ndose algo que impide respirar. Espero que no est?n secos y no razonen. Aunque duela.
Les juro, que cuando me tomaron esa foto, Mario Vargas Llosa era comunista, un revolucionario completo y prometedor de mejores glorias. Caramba! Lo admir?bamos!
No tengo culpa que se me utilice para presentar una imagen, diametral de criterio, junto a otro comunista como fue Pablo Neruda, que cuando se enter? del genocidio de Stalin, trag? saliva, guard? silencio y se retir? a beberse una botella entera de Whisky. Se meti? el dedo en una de sus ?lceras, que se le gangren? porque ese dedo se lo hab?a metido en un lugar indebido, en la nariz digamos, y volvi? a morir a su pa?s bajo el r?gimen que, ese premio que hab?a recibido, hab?a auspiciado.

Qu? m?s. Me callo mejor.
Perdonen. No he querido ofender a nadie de los que son mis amigos.? De todo lo que vean y escuchen de m?, no soy culpable. Lo digo con dos vasos de vino adentro, de un excelente vino argentino que emborracha con ritmo gardeliano. Por lo menos. Por lo menos el tango de Carlitos, aun no ha terminado para m?".

Por Jorge Aravena Llanca

Berl?n, Alemania


Comentarios