S?bado, 09 de octubre de 2010

Coartada de los Kirchner y de un pr?fugo

Fuente: www.emol.com - Por: Hern?n Felipe Err?zuriz

Escrib? que el Presidente Pi?era, al votar por N?stor Kirchner para dirigir Unasur, cerr? los ojos, pensando en los superiores intereses de Chile.

Close your eyes, open your legs and think of England, aconsej? la reina Victoria a una dama de la Corte acosada por un marido desagradable, conveniente para la Corona.

Incr?dulo debe haberse sentido el Presidente al firmar, bajo el encabezado ritual "Grande y buena amiga", las credenciales de nuestro embajador dirigidas a la Presidenta Cristina Kirchner. Despu?s, se le debe haber revuelto el est?mago al canciller chileno al concluir -haciendo "propicia la ocasi?n para reiterar las seguridades de su consideraci?n y estima"- la nota verbal por el rechazo de la extradici?n de un pr?fugo del juicio por el asesinato del senador Jaime Guzm?n Err?zuriz y el secuestro de Cristi?n Edwards del R?o.

La diplomacia tiene sus c?digos y lenguajes, que deben respetarse.Es incomprensible que esa nota verbal (que ni siquiera es de protesta, pues no contiene tal palabra) al rechazo de la extradici?n reclame por "la decisi?n de la Comisi?n Nacional de Refugiados (Conare)", y no por una resoluci?n del gobierno argentino. Conare debi? omitirse en la nota y no por sem?ntica: nombrarla sirve de coartada e impunidad a los Kirchner, dado que la Conare depende de su gobierno.

Peor, la protesta se debilit? cuando se efectu? la reuni?n de fronteras en medio de sonrisas y abrazos, porque s?lo se cambi? la fecha de la cita de los ministros de ambos pa?ses y porque el presidente de la Corte Suprema de Chile guard? silencio ante el desconocimiento aberrante de su petici?n de extradici?n. En cambio, en Argentina, hasta el Vicepresidente estim? que se debi? dar curso a la extradici?n.Los Kirchner no son "grandes amigos" de Chile.

Opositores del tratado de Paz y Amistad que evit? una guerra fratricida, transgredieron el tratado que aseguraba el suministro ininterrumpido de gas a Chile y, para favorecer su reelecci?n, negaron la extradici?n. Meses antes se suscribi? un acuerdo bilateral para agilizar las extradiciones para hacer justicia y combatir la delincuencia.

Nuevamente, el matrimonio presidencial ha menoscabado las confianzas bilaterales que se han trabajado por d?cadas, a los dos lados de la frontera, con la participaci?n de sus predecesores.Los c?lculos electorales de los Kirchner se han equivocado, han indignado a la sociedad chilena y en su propio pa?s han sido reprendidos con inusual dureza.

La Canciller?a chilena, ajena a una diplomacia ruidosa, respetuosa de las reglas para relacionarse y alcanzar la paz, debe exigir al gobierno argentino que revise su proceder si quiere tener buenas relaciones con Chile.

?


Comentarios