Lunes, 18 de abril de 2011

CURA DE MI PUEBLO: RENATO GUERRA LARRA?N MURI? AYER EN CARTAGENA

?

-?Sus funerales ser?n hoy a las 15 horas en la Iglesia de los Capuchinos, en Santiago.

-?El d?a martes, a las 19 horas, se oficiar? una Misa por su eterno descanso?en la Parroquia de Pichilemu.

En el balneario de Cartagena donde ten?a una residencia familiar, falleci? el querido y recordado Padre Renato Guerra Larra?n, a la edad de 81 a?os y que estaba delicado de salud desde hace alg?n tiempo.

Sus restos est?n siendo velados en una casa de la familia en calle Compa??a frente a la Plaza Brasil, en Santiago. Y sus funerales ser?n hoy, a las 15 horas, en la Iglesia de los Capuchinos, ubicada en calle Catedral N?2345, a la altura de Av. Ricardo Cumming, Santiago.

El Padre Renato, un carism?tico sacerdote ?nacido en el Fundo Lora, comuna de Licant?n- que hab?a estado en igual cargo en la localidad de Guacarhue lleg? a Pichilemu a servir como cura p?rroco, para suceder a su antececesor Bernab? Silva Dur?n quien es hasta hoy el Rector del Seminario Cristo Rey en Rancagua.

Aunque en su momento hubo disconformidad con el cambio de cura p?rroco, no pas? mucho tiempo para que el Padre Renato se ganara el cari?o de la comunidad con su bonhom?a y cordial trato hacia todos, donde sol?a en sus momentos de ?descanso? sal?a a caminar por las calles para saludar a cada pichilemino que se le cruzara en su camino.

No obstante a ser mayor que sus antecesores, su vitalidad qued? de manifiesto cuando emprendi? una tarea tit?nica para construir un nuevo templo parroquial que ?aparte de ser de adobe y ya con sus a?os- se hac?a chico para las misas dominicales.

En efecto, consigui? recursos y apoyo de la Di?cesis de Rancagua que dirig?a el Obispo Medina y que consagr? precisamente junto a diversos p?rrocos hacia finales de los a?os 80.

LABOR SACERDOTAL

El Padre Renato creo y activ? a diversos grupos a los que guiaba y con quienes participaba activamente, cre?ndose una amistad y cari?o rec?proco ya con grupos de j?venes como de adultos, especialmente de matrimonios a los que afirmaba cuando las dificultades rondaban y hac?an peligrar la uni?n de la familia.

No obstante a ser trasladado a la Parroquia de Guacarhue nuevamente, continuamente aparec?a por Pichilemu, ya invitado por alg?n matrimonio o ?stos viajaban a reunirse con ?l; especialmente cuando despu?s de ?jubilar? como p?rroco se retir? a la residencia que ten?a su familia en Cartagena y que ?l ofrec?a para retiros espirituales de diversos grupos.

Fue, precisamente, en ese lugar donde en horas de ayer domingo falleci? a la edad de 81 a?os. El 23 de Agosto cumpl?a 82 a?os.

No podemos dejar de sacar a colaci?n un hecho hist?rico que pude presenciar y fotografiar. Ello ocurri? el a?o 1996 con ocasi?n del lanzamiento del libro ?Desarrollo y Crecimiento Urbano de Pichilemu?, del hoy acad?mico de la USACH, Juan Marcelo Mella Polanco.

En la ocasi?n, entre los numerosos invitados a la presentaci?n de la publicaci?n estaba un protagonista: el Pastor Evang?lico Pentecostal, Luis Torres M?ndez, quien hab?a llegado a Pichilemu a finales de la d?cada del ?40 . A principios de los ?50 lleg? el joven sacerdote Orozimbo Fuenzalida y Fuenzalida a su primera destinaci?n como Cura P?rroco, con energ?a, ?mpetus de hacer historia (y de hecho lo logr?, pero ser? un tema futuro); el caso es que las personalidades ?chocaron? y se produjeron una serie de dificultades y acusaciones cruzadas, con hechos que fueron reflejados en la publicaci?n.

Y, aunque uno de los actores no estaba presente, el Padre Renato no dud? un instante para la foto que les ped? en la ocasi?n junto al joven escritor y luego de ello, a ambos representantes: Cura y Pastor. ??Algo impensable!

?Buen humor, simpat?a o signo de nuevos tiempos? Quiz?s fue de todo aquello, lo que valoramos, pues la tolerancia que ese gesto signific? ?por parte de ambos- me dej? sorprendido.

?pichilemunews? entrega sus condolencias a la familia, a su congregaci?n y a todos sus hijos espirituales, como amistades en las diversas comunidades en que sirvi?.

?


Comentarios