S?bado, 23 de julio de 2011

Rescate de Los 33: El CAMBIO DE VIDA de los otros protagonistas

Fuente: La Segunda online

Mientras todo Chile segu?a minuto a minuto c?mo sobreviv?an los 33 mineros atrapados a m?s de 600 metros de profundidad en una mina en pleno Desierto de Atacama, decenas de personas realizaban labores an?nimas para contribuir a un milagro: rescatarlos con vida. Seis de ellos -a casi un a?o del derrumbe, el 5 de agosto de 2010- cuentan a ?La Segunda? las ense?anzas que les dejaron los 69 d?as de incertidumbre y c?mo esa experiencia, literalmente, les cambi? la vida.

MARIA SEGOVIA ("la alcaldesa") vela por su hija con leucemia

Mar?a Segovia ha tenido una vida dura. "Desde siempre", dice ella, sin quejarse.

Cuando el 5 de agosto pasado se supo del derrumbe en la mina San Jos?, de inmediato se traslad? hasta Copiap?, prometiendo que no abandonar?a el lugar hasta que viera salir a su hermano Dar?o.

As? lo hizo, y su fuerte car?cter le gan? el apodo de "alcaldesa" del Campamento Esperanza, porque cada vez que los trabajos de rescate se paralizaban, tomaba la batuta entre los familiares de los "33" para pedir explicaciones.

Pero cuando la odisea termin?, no hubo ning?n final feliz para ella. Tras ser rescatado, su hermano ni siquiera le dio un abrazo.

Y este a?o, su hija de 37 a?os, Mar?a Ibarne, enferm? de una grave leucemia que la tiene internada desde el primero de mayo en el Hospital del Salvador. "Ella vive cerca de Vallenar, junto a su esposo y dos hijas. Al principio no la atendieron, hasta que se llen? de unos moretones en todo el cuerpo y empez? a sangrar por nariz y enc?as. Ah? la trasladaron a Santiago de urgencia", relata.

Turnos de 10 por 10

Con el marido de su hija se organizaron para cuidarla y tambi?n a las hijas del matrimonio en Vallenar. "Estamos haciendo un turno de 10 por 10. No las dejamos un momento solas. Ahora Mar?a est? bien, aunque en un momento estuvo s?per mal. Est? aferrada a la vida con un diente. Apenas le suban las defensas le van a dar unos d?as de alta del hospital y luego debe volver a hacerse quimioterapia", relata.

La soluci?n definitiva ser?a un trasplante de m?dula. "Sus tres hermanos ya se hicieron un examen de compatibilidad para ver cu?l puede ser donante", asevera Mar?a.

Reconoce que "ha sido muy duro. De primera me quebraba, pero despu?s me dec?a que yo ten?a que ser fuerte, como mi hija".

"Ahora s? para qu? estoy en la vida: para ayudar a la gente"

Ha recibido algunas visitas ilustres en el hospital:

-Vinieron el ministro de Salud y el ministro Golborne el d?a de la madre. Me siento muy orgullosa de tenerlos como mis amigos, porque quedamos amigos. El ministro Golborne me llama y me pregunta c?mo est? la ni?a, incluso iba a venir a dar sangre.

Por cuidar a su hija dej? su casa, trabajo y pareja en Antofagasta:

-Donde me necesiten yo parto. Si es por mi familia, y con mayor raz?n por mi hija, me la juego. Siempre me hab?a preguntado por qu? Dios me tiene ac? en la Tierra, porque he pasado cosas muy cr?ticas, he tenido muchos problemas y a veces he renegado. Pero ahora s? para qu? estoy aqu?: para ayudar a la gente.

-Se dijo que tuvo hubo roces con su hermano por las platas que regalaron a los mineros y que nunca se vieron despu?s del rescate...

"No", responde, y luego -por primera y ?nica vez durante la entrevista- se quiebra y l?grimas caen de sus ojos.

Luego agrega: "A mi hermano lo quiero mucho, los quiero mucho a todos, porque somos 14 hermanos. Hubo algunos problemillas, pero lo que hice fue de coraz?n, no esperando reconocimiento ni nada. Me dio un poco de pena lo que pas?, porque si hubiera sido al rev?s, lo primero que yo hubiera hecho es abrazarlo. Lo que m?s me duele es que ?l dud? de mi honestidad y ?l sabe c?mo soy. He sido una mujer de batalla toda la vida, nac? trabajando y me morir? trabajando. Jam?s a nadie le he pedido un peso para vivir".

-?Han hablado?

-Los primeros d?as que lleg? mi hija al hospital, s?. Pero no en persona. Debe tomarse un tiempo para recapacitar y alg?n d?a tendremos que conversar como hermanos.

-?Que le qued? luego de la experiencia en el campamento Esperanza?

-Aprend? a ser m?s humilde, a creer m?s en la gente. Y luego tengo todo el respaldo en Antofagasta, all? me respetan mucho, trabajo tranquila, me saludan. Lo que s? gan? es el apodo de "alcaldesa" y el gobierno hizo que me dieran mi permiso para vender empanadas en la feria de las pulgas de Antofagasta, pero nada m?s.

-?Ha sido este un mal a?o para Mar?a Segovia?

-El balance es de lucha d?a a d?a, pero ni tan malo, porque estamos sacando a mi hija adelante. Y ella lo va a lograr. Lo que quiero es decir a fin de a?o que fue sacrificado, llorado, sufrido, pero ac? estamos todos con mi ni?a. El ministro dijo que es la minera n?mero 34, as? es que vamos a sacarla igual que a los 33. Tengo fe.

EX COMISARIO de Copiap?: "Tom? m?s protagonismo que algunos jefes"

Fue uno de los primeros en llegar hasta la mina San Jos? apenas se conoci? el accidente, y de ah? no se movi? m?s... llegando a ser casi un familiar m?s de "Los 33".

Junto con encabezar los dispositivos policiales, al mayor Rodrigo Berger -jefe de la Comisar?a de Copiap?- a diario se le ve?a pasar por las carpas instaladas por los familiares y compartir los mates nocturnos al lado de las fogatas.

Y su v?nculo con las familias se refleja en una emotiva situaci?n: Al cumplirse una semana del derrumbe, m?s de 500 personas llegaron a la mina a celebrar una misa. En medio de la ceremonia y tras ver al peque?o hijo de uno de los mineros llorar por su padre atrapado, no aguant? y explot? en llanto, refugi?ndose tras un cami?n, donde otro minero lo consol?.

A diario apuntalaba a las familias y jugaba con los hijos de los mineros. Al filo del rescate, el mayor sufri? un accidente en la ruta cuando viajaba desde Copiap?. El chofer de la patrulla perdi? el control del veh?culo y el oficial termin? con un brazo fracturado, lo que no le impidi? estar presente el d?a en que salieron los mineros.

Pero desde hace poco m?s de un mes, Berger (42) ya no es carabinero. Luego de 24 a?os de servicio en la instituci?n y dos y medio como comisario de Copiap?, se acogi? a retiro y pas? a ser un habitante m?s de la nortina ciudad.

"Me desaparecieron las ojeras"

Su primera explicaci?n es sumamente "oficial": "Despu?s de ver que ya se ven?a mi ascenso y nuevo traslado, opt? por privilegiar lo personal, ya que todo este tiempo tuve a mi familia como gitanos, sigui?ndome a Puerto Montt, Punta Arenas, Osorno, Valdivia, Curanilahue... Mi hija est? en 3? Medio, mi se?ora trabaja, les encanta Copiap?. Entonces, opt? por reinsertarme en la vida civil y laboral ahora que puedo. Como soy conocido en la zona, tengo muchas posibilidades, tengo que sacarle un poco de provecho personal a eso".

-Es decir, el episodio de los mineros provoc? un cambio total en su vida...

-S?, yo me vi con mucho reconocimiento de toda la comunidad. Institucionalmente cumpl? con mi deber no m?s. Lamentablemente, sin quererlo, de repente tom? m?s protagonismo que algunos jefes que andaban ac? y eso, a la larga, afect? un poco. Me cans?.

-?Qu? pas? con su jefatura?

-A ver... Hubo situaciones que perfectamente lo podr?a haber solucionado un teniente, llamaban al mayor para todas las cosas... Pero, espec?ficamente me fui porque estaba cansado despu?s de 24 a?os. Si yo me hubiera quedado tranquilo en mi escritorio, solamente firmando papeles, llegaba a coronel sin problema. Pero no lo hice.

-?En qu? ?rea busca trabajo?

-En la regi?n hay muchas mineras grandes y se viene fuerte esa actividad y otras asociadas. Estoy en este momento asistiendo a algunas entrevistas de trabajo, incluso en Santiago. He hecho algunas consultor?as y charlas sobre lo que me signific? el tema de los mineros.

-?C?mo ha visto lo que les ha pasado a los mineros?

-Entre los 33, dir?a que los m?s antiguos han sacado harto provecho en lo personal a la experiencia, se dejaron asesorar bien, est?n dando charlas, recorriendo universidades. En cambio, otro grupo m?s peque?o, pasaron el boom que les toc? vivir y se ven en forma regular en el centro, dando vueltas no m?s. Jug? el factor edad, porque los j?venes vivieron el momento y ahora est?n ah?, algunos sin trabajo a?n, pasando el d?a.

-?C?mo se siente fuera de la polic?a?

-Pens? que iba a ser muy fuerte el retiro, pero no ha sido nada. Eso de que no me llamen en toda la noche, cuando a veces eran tres o cuatro veces, disfrutar un fin de semana entero, tomar once con mi familia completa... impagable. De hecho, el otro d?a estuve en la comisar?a y hasta me dijeron que me desaparecieron las ojeras.

EL INVENTOR del sistema telef?nico que contact? a los 33: "El aparato est? en el living de mi casa"

Jam?s imagin? que un r?stico sistema telef?nico -fabricado por ?l mismo- con un cable de 900 metros de largo lo llevar?a a obtener un rol protag?nico en el rescate de los mineros, pero as? fue.

Pedro Gallo es el t?cnico electr?nico que hizo el primer contacto telef?nico con los 33 trabajadores de la mina San Jos? el 23 de agosto de 2010.

El episodio le vali? -adem?s de la satisfacci?n personal- que su peque?a empresa de comunicaciones (Bellcom) creciera fuertemente y aunque le han ofrecido muchos trabajos, ?l se declara fiel a Copiap?.

"No me he ido de aqu? por arraigo con mi tierra. Adem?s, en lo laboral las cosas han mejorado y mucha gente ya me conoce", cuenta Gallo , quien hoy se encarga de instalar servicios telef?nicos al interior de las faenas. Seg?n el t?cnico, antes del rescate su cartera de clientes no superaba los 30... hoy supera la centena. De hecho, actualmente trabaja para la firma japonesa Nitepsu.

"Profeta en mi tierra"

"La gente aqu? me conoce por mi empresa, que trabajo de forma independiente y que soy austero. Algunos hasta me dicen ?gall?fono?, cuenta con gran sentido del humor.

-?Qu? cosas ha estado haciendo en su vida tras el rescate?

-Es muy lindo que como profesional electr?nico haya sido reconocido en vida, pudiendo ser profeta en mi tierra, porque no me tuve que ir a ning?n lado para darme a conocer.

-?D?nde conserva el afamado aparato?

-El tel?fono se encuentra en el living de mi casa y no lo quiero entregar como pieza de museo hasta que en Copiap? se haga algo bonito para que pueda ser observado.

-?Lo ha tenido ah? durante todo este tiempo?

-Antes de que comenzara el conflicto de los estudiantes, le dije al Presidente Pi?era que recorrer?a con el tel?fono todos los colegios de mi regi?n. As? lo he hecho: he ido a 30 de b?sica y media, adem?s de asilos de ancianos. Ha sido maravilloso. Me encantar?a contactarme con alg?n colegio en la Ant?rtica, para llevarle un trocito de historia, pero como estamos en invierno no es f?cil llegar hasta all?.

JORGE DIAZ conoci? al ministro de Salud en la mina: Hoy es su subsecretario

La epopeya del rescate de los mineros cambi? dr?sticamente la vida de quien era director regional de la Asociaci?n Chilena de Seguridad (ACHS), doctor Jorge D?az.

Ese 22 de agosto -d?a en que apareci? pegada a la sonda el famoso papel "Estamos bien en el refugio los 33"- recibi? un llamado en que se le ped?a encabezar el equipo m?dico que velar?a por la salud de los mineros durante el encierro y el rescate. All? comenz? a gestarse su relaci?n con el ministro de Salud, la cual con el correr de los d?as y la llegada de Jaime Ma?alich al campamento Esperanza se estrech?.

"All? conoc? la capacidad del ministro de manejar situaciones complejas, una mirada estrat?gica... Establecimos una relaci?n de confianza en el manejo m?dico de los trabajadores que fue muy fluida. Y en febrero pasado (cuatro meses despu?s del rescate) se acord? de m? cuando renunci? la subsecretaria Liliana Jadue", cuenta, tras confesar que la experiencia del rescate ha sido una de las m?s "marcadoras" de su vida.

"El cambio de trabajo no fue sencillo"

Reconoce que aceptar el cargo no fue f?cil... llevaba 15 a?os en la ACHS de Copiap?: "El cambio de trabajo no fue sencillo, porque el estilo de vida en regiones es muy diferente al de Santiago. All? ten?a la posibilidad de ir a almorzar a mi casa todos los d?as, dispon?a de m?s tiempo para compartir con mi familia, iba a dejar a mi hijo al colegio... Ahora todo eso lo tiene que hacer la mam?".

Y la carga de trabajo tambi?n se hace sentir: "Me ha tocado estar en la erupci?n del Caulle, el virus sincicial respiratorio, el hanta... Hay que tomar decisiones r?pido y desarrollar un trabajo de mucho esfuerzo personal para educar a la poblaci?n".

Pese a lo extenuante, dice D?az, "ser subsecretario de Salud es sumamente estimulante y desafiante. Hay tremendas gratificaciones, como cuando resultan campa?as como la de la vacuna antigripal".

-?Qu? ense?anza le dej? el rescate?

-Que es fundamental estructurar equipos de trabajo flexibles, capaces de adaptarse a situaciones nuevas. As?, cuando las cosas se quieren hacer bien, y uno lo hace con todo su coraz?n, realmente se logra avanzar.

JEFF HART, el gringo a cargo de la sonda exitosa: "Todav?a trabajamos con la T-130"

Hasta el propio Presidente Obama lo felicit?, recibi?ndolo en la Casa Blanca, por su papel en el rescate de los 33 mineros.

Jeff Hart estaba en Afganist?n excavando pozos de agua para el ej?rcito de Estados Unidos, cuando desde Chile lo llamaron para colaborar en el rescate: Dirigi? la T-130, la sonda que lleg? primero hasta el refugio donde estaban atrapados los trabajadores.

Hoy sigue siendo director de operaciones de la empresa especialista en perforaciones, Laynechristensen. Seg?n Hart, la sonda sigue vigente: "Todav?a trabajamos con la T-130 y ya hemos realizado varios trabajos no s?lo en Estados Unidos, sino tambi?n en todo el mundo".

Asegura que despu?s del rescate se ha tenido que acostumbrar a hablar con la prensa. "Ahora ?ltimo varios medios me han estado llamando por el aniversario del rescate", comenta.

Hart sostiene que su misi?n en el rescate de los 33 ha sido una de las labores m?s importantes de su vida: "Pudimos ayudar a que estas personas encontraran el camino para que pudieran reunirse con sus familias y eso, sin duda, signific? mucho para m?, porque soy un hombre de familia y me encanta estar en mi casa disfrutando de mis seres queridos", expresa.

Y al igual como lo se?al? hace meses -desatando pol?mica por sus declaraciones-, enfatiza que gracias a ellos se acortaron los tiempos de rescate, pues "sin la T-130 la operaci?n habr?a tomado varias semanas m?s" y agrega: "Muchas personas merecen cr?dito por esto, mi experiencia ayud?, pero todos los que estuvimos ah? merecemos reconocimiento por ello".

El ASESOR DE LAS FAMILIAS: "Pusieron una gigantograf?a m?a en la universidad..."

De coordinador de la carrera de Ingenier?a en Minas de la Universidad del Mar (sede Copiap?) pas? a ser director de esa carrera, adem?s de la de Ingenier?a en Prevenci?n de Riesgos y Medio Ambiente en igual plantel.

Miguel Fortt -ingeniero en minas de 65 a?os- fue uno de los m?s activos participantes en las labores de rescate, convirt?ndose en el asesor de las familias de los mineros en la tarea.

Su presencia fue pedida por los familiares de los atrapados, porque sab?an que llevaba 13 rescates en el cuerpo cuando ocurri? el derrumbe y que hab?a asesorado a empresas mineras en Australia, Nueva Guinea, Sud?frica, Colombia, Per? y Argentina.

Y aunque tras todo el proceso Andr? Sougarret, jefe de la tit?nica tarea, aclar? en su Twitter que Fortt "no fue parte del equipo de rescate, s?lo aport? algunas ideas", ?ste retruca: "Todas las ideas que aport? se llevaron a cabo".

-A lo que me estoy dedicando ahora es a formar profesionales que tomen una mayor actitud de prevenci?n, que es lo que m?s cuesta, sobre todo en las generaciones m?s j?venes.

En noviembre pasado particip? en otro rescate, cuando dos personas quedaron atrapadas en la mina Los Reyes, pero finalmente no fue posible salvarlas.

Asesora a mineras y escribe columnas para el diario

No es todo. "Tambi?n me dedico a perfeccionar estudios acerca de la miner?a, el agua y la energ?a. Escribo columnas para el diario Atacama y asesor?as mineras a empresas nacionales y transnacionales".

-?Qu? aprendizaje le dej? la experiencia del rescate de los 33 mineros?

-Que por mucha experiencia que tuvi?semos en miner?a, no est?bamos haciendo bien las cosas. Hay un grado de irresponsabilidad conjunta. En los ?ltimos 60 a?os los pol?ticos no le dieron los presupuestos que requer?a al Sernageomin para hacer miner?a segura.

-?Alguna an?cdota?

-Aqu? en la universidad pusieron una gigantograf?a m?a, una cuesti?n bien grande.

-?Ha vuelto a ver a los mineros?

-Siempre me encuentro con ellos, en el supermercado, en el centro de Copiap?. Con Mario G?mez dimos una charla en El Salvador. A algunos los he visto preocupados y sin trabajo, porque hay gente que cree que traen mala suerte o que est?n llenos de dinero. Varios est?n en una situaci?n complicada, muchos siguen con problemas de finiquito, de salud. Hay algunos que a?n tienen momentos de p?nico en su intimidad. Y con mi se?ora, en la medida que podemos hacer algo por ellos, los ayudamos.


Comentarios