Viernes, 19 de agosto de 2011

REUNIÓN EN EL SENADO PARA BUSCAR SOLUCIÓN A MOTORES DE PESCADORES BUCALEMINOS

 

Fuente: www.elrancagüino.cl

 

El objetivo es elaborar un informe pericial firmado por todas las partes.

- El próximo lunes se pretende llegar a un acuerdo respecto a los motores que presentan fallas en Bucalemu.

En una sesión realizada este miércoles por la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura del Senado, se discutió el caso de los motores que fueron entregados a los pescadores de la Sexta Región y que han presentado fallas, especialmente en Bucalemu donde en abril de este año falleció el concejal de Paredones, Juan Carlos Chávez, ya que su bote se volcó debido “a la detención de su motor en el instante en que la embarcación se encontraba maniobrando en la poza para regresar a la playa”, de acuerdo al informe entregado por la Armada en agosto.
Respecto a este tema, Alejandro Covarrubias, gerente del programa “Volvamos al Mar”, el cual estaba a cargo de entregar los bienes productivos que los pescadores habían perdido tras el maremoto del 27 de febrero, explicó que los propios beneficiarios fueron quienes eligieron las marcas y con quiénes trabajar a través de un organismo que los asesoró.
“El programa duró un año, aunque podría haber durado menos, debido a que se les dio la oportunidad a los pescadores para que ellos eligieran el material que estaban acostumbrados a utilizar. En el caso de los motores, se pidió a los beneficiarios la marca y con quién querían trabajar”, dijo.
A lo que añadió que “la Sexta Región tuvo como donante una fundación que se llama “Un bote para Chile”, la cual recibe aportes del sector privado que fueron utilizados en el programa “Volvamos al Mar”. Como una fundación es un organismo pequeño y no tiene un brazo operativo que pudiera efectuar la compra, se contrató a un organismo asesor quienes manejan los conceptos, por lo tanto, era la entidad más confiable para asesorar a los pescadores”.
En relación al motor de la embarcación en la que falleció el concejal de Paredones, sostuvo que éste “ya había tenido una falla anterior y había sido atendido por el sistema de post venta del proveedor. Uno de los elementos que se sacó no sólo de este motor, sino que de los otros que están fallando, es que hay un procedimiento que no es adecuado para este tipo de motores y que normalmente usan los pescadores”.
El ministro de Economía, Pablo Longueira, quien también estuvo presente en la sesión, señaló, por su parte, que “sin perjuicio que el motor se haya parado o no, las condiciones no eran las adecuadas para salir ese día. Es un tema que está en los Tribunales, hay informes que acabo de entregar. A pesar de todo esto, la subsecretaria de Pesca va a hacer un esfuerzo el próximo lunes para ver de qué forma solucionar el problema de estos ocho motores y que exista un acuerdo. Hay que resolver bien si son fallas técnicas o de mantención”.
En este sentido, el senador Alejandro García- Huidobro, integrante de esta comisión, le planteó al Ministro su preocupación por la situación de los pescadores, proponiéndole que se les entregue una solución lo más pronto posible. “La consultora que pertenece a la propia organización de los pescadores tiene mucho que decir en esto. Lo ideal sería que se estudiara la posibilidad de restituir motores seguros a los pescadores, para que ellos puedan seguir trabajando, porque muchos de ellos no se atreven a seguir por el tema de seguridad”, indicó.
En respuesta al planteamiento del senador García- Huidobro, el Ministro expresó que “no queremos que esto se judicialice. Si tenemos que colaborar con recursos, lo vamos a hacer para que se vuelvan a sentir seguros, pero también existe el problema que no podemos legitimar algo que lo deben resolver los Tribunales”.
Como una forma de buscar una pronta solución, el gerente del programa “Volvamos al Mar”, Alejandro Covarrubias, sostuvo que el próximo lunes encabezarán una reunión en Santiago a la cual asistirá el proveedor y el donante, a través de los cuales pretenden buscar una alternativa. Según explicó la idea es contratar a un técnico o perito de común acuerdo de todas las partes y que elabore un informe pericial del estado de los motores. A lo que se suma, la firma de un protocolo de tal forma que el informe que resulte sea aceptado por las partes.

 


Comentarios