Lunes, 05 de septiembre de 2011

PICHILEMU SE COMPROMETE CON EL MONITOREO CIUDADANO

 

- Talleres se  enmarcaron en el proceso “Reconstrucción Cómo Vamos”, abrieron el debate sobre los intereses de la ciudadanía en la comuna de Pichilemu.

- Ahí, quedaron de manifiesto las principales preocupaciones de la ciudadanía organizada, en torno al medio ambiente (existencia de micro basurales, tenencia irresponsable de mascotas), a la conectividad terrestre (falta de servicios de locomoción colectiva) y de comunicaciones (señal telefónica y radial, la que en lugares rurales es mala y/o inexistente), entre otras.

Una treintena de representantes de organizaciones comunitarias y culturales, de sectores urbanos y rurales, medios de comunicación, bomberos, carabineros y organismos públicos y municipales, se hicieron parte del Primer Taller de Temas Prioritarios de Pichilemu, en el marco del proceso “Reconstrucción Cómo Vamos”.

El taller que se llevó a cabo en los comedores del Hotel Rex,  tuvo como objetivo recopilar información sobre los intereses de la ciudadanía en la comuna, en el marco de la reconstrucción; así como identificar sus prioridades para el desarrollo de la comuna.

Los organizadores –a través de Deisy Cona, gestora territorial de Pichilemu-  al referirse a la participación de la comunidad pichilemina, junto con celebrar la masiva concurrencia y el entusiasmo de los representantes asistentes, señaló que: "Lo más importante para nosotros, fue que 12 de las 28 organizaciones asistentes, comprometieron su participación en la formación de un Consejo Local para el Monitoreo".

Estas organizaciones, agregó, son: la Mesa de Cahuil, compuesta por la Junta de Vecinos, la Cooperativa de Agua Potable Rural; la Corporación de Ayuda a la Laguna Cáhuil y el Sindicato de Pescadores. Además de la Mesa, también se sumaron las Tejedoras de Pañul, otra Cooperativa de Agua Potable Rural, las Juntas de Vecinos Playa Hermosa e Infiernillo, el Comité Ecológico, La Ola Cultural y la radio Isla FM. 


Los Intereses de la Comunidad

Además de las organizaciones mencionadas, también participaron en el Taller, representantes de Sernatur, Servicio País, y las oficinas municipales de Seguridad Ciudadana y el programa Jefas de Hogar.

Los asistentes trabajaron en cinco grupos temáticos, tres urbanos y dos rurales, donde se abordaron los siguientes temas: desarrollo productivo, medio ambiente, zonas de riesgo, vivienda, participación y conectividad.

Algunas de las principales preocupaciones manifestada por los participantes del taller, fueron los problemas de conectividad de la comuna, sobre todo en los sectores rurales, donde los caminos son lentos, la locomoción colectiva es escasa, la señal telefónica es irregular o inexistente, y ni siquiera reciben señales de radio, para mantenerse informados del acontecer local y nacional. 

Junto con ello, también se relevaron algunos problemas medioambientales como los microbasurales y la tenencia irresponsable de mascotas; la lentitud de la reconstrucción de viviendas; y la falta de especialidades médicas en la comuna, situación que se complica con el aislamiento, puesto que los pichileminos deben viajar a Santiago o Rancagua, ciudades que quedan a 4 horas de viaje, cuando necesitan ser atendidos por especialistas.


Comentarios