Mi?rcoles, 07 de septiembre de 2011

Ministro Allamand confirma hallazgo de restos humanos y surge dato de señal de iPhone

 

Fuente: www.emol.com

- El secretario de Estado entregó esta tarde en Juan Fernández el último informe oficial sobre las operaciones de búsqueda. "Necesitamos que Dios y el mar nos den una mano", reconoció.

SANTIAGO.- El ministro de Defensa, Andrés Allamand, informó que fueron encontrados restos humanos en dos sectores de la isla Robinson Crusoe, en los sectores de Tierra Banca y Playa Larga, así como restos de fuselaje "bastante cuantiosos" provenientes del avión CASA-212 número de serie 966 de la FACh, accidentado en el archipiélago.

"Hemos encontrado nuevamente restos humanos diseminados" en un área de 7 kilómetros al oeste del aeródromo, afirmó. Éstos se encontraron en la zona de Playa Larga y Tierras Blancas.

Dicha área se ubica en la costa sur, y es una estrecha franja de terreno al pie de un alto acantilado. Hasta ese lugar generalmente flotan los restos que caen al mar en la zona donde presumiblemente ocurrió la catástrofe, al sur de la pista del aeródromo de Juan Fernández.

"Estamos hablando de restos de personas, por lo que la tarea de identificación corresponde al Servicio Médico Legal (SML). No podemos saber si se trata de restos de los cuerpos que ya han sido hallados o de otros", describió.

Señal triangulada

La principal novedad de las tareas de búsqueda realizadas hoy es el antecedente clave de la señal de un teléfono celular iPhone que portaba uno de los ocupantes del avión siniestrado, la que fue captada brevemente y permitió triangular su posición.

El aparato correspondería al deportista Joel Lizama. Uno de sus familiares entregó los antecedentes al equipo a cargo de la búsqueda.

"Uno de los pasajeros traía uno de estos equipos. Al caer el mar fue triangulado, y uno de los familiares nos envió la información de esta señal", señaló el contraalmirante Francisco García Huidobro, comandante en jefe de la Escuadra, quien está a cargo de las operaciones de búsqueda emprendidas por unidades de la Armada.

El origen de la señal fue ubicado en la zona de Bahía Carvajal. El aparato funcionó por breves instantes y luego se apagó. El antecedente será utilizado a partir de hoy en las tareas de búsqueda de restos, probablemente mediante el uso de los dos robots submarinos desplegados en la zona.

El antecedente confirmaría hasta ahora la versión del testigo que vio los últimos momentos del avión luego de su fallido intento de aterrizar, pues ubicaría el sitio de contacto del aparato con el mar en una zona ubicada entre el estrecho que separa las islas de Robinson Crusoe y Santa Clara y la zona situada hacia el sur del aeródromo de Juan Fernández.

Los teléfonos celulares "inteligentes" de este tipo cuentan con una tecnología de geolocalización automática que emite señales rastreables para poder ubicarlos, por ejemplo, en caso de robo. Éste habría sido el caso de la señal, y no una llamada telefónica propiamente tal.

Fragmentación

En cuanto a los trozos de la aeronave que fueron encontrados hoy, el ministro Allamand señaló que no se encontró "ninguna pieza que tuviera más de 50 cm, es decir, esto confirma que el avión tuvo una alta fragmentación".

"Estamos luchando contra la naturaleza, contra fuertes vientos y corrientes marinas de gran intensidad, y hasta ahora el mar no nos da respiro. Tenemos la más alta tecnología, cinco buques operando en la zona, cuatro helicópteros volando permanentemente, comandos y fuerzas especiales, infantse de marina y buzos tácticos, pero todas las capacidades tecnológicas, materiales y humanas tienen que rendirse frente a la implacable fuerza de la naturaleza", reconoció.

"Necesitamos que Dios y el mar nos den una mano", enfatizó.

Confirmó que otros puntos en los que se realizarán búsquedas son las cuevas situadas en las inmediaciones de los sitios en los que se encontraron restos en la jornada de hoy. 

El ministro de Defensa señaló que se mantuvo el puente aéreo entre el continente y las islas, con 16 misiones de helicópteros, 19 misiones de aviones (que completaron 50 horas de vuelo) y se transportaron 20 toneladas de materiales.

Agregó que el remolcador "Galvarino" barrió el fondo del canal entre dos islas, y operaron los dos robots, Proteus 500 y 1000, para rastrear el fondo marino, dentro de la ahora denominada "Operación Loreto", en honor a la Virgen patrona de los aviadores.

Descarte de áreas

Allamand confirmó que hoy se descartaron tres puntos en cuanto al hallazgo de posibles restos. Quedan seis por revisar, cuyo rastreo continuará mañana.

El BMS "Almirante Merino", en tanto, operó entre puntas O´Higgins y Caimán. Los datos obtenidos por el radar multihaz son procesados durante la noche, precisó.

Del mismo modo, mañana miércoles buzos de Juan Fernández, a quienes se les suministrarán equipos nuevos traídos desde Santiago para mejorar las condiciones en las que trabajan, se unirán a las tareas de revisión.

 


Comentarios