Domingo, 11 de septiembre de 2011

Ayer, en el Aeródromo de Pichilemu

DISCURSO DE EX PRESIDENTE DEL CLUB AÉREO DE PICHILEMU: ¡AL PAN, PAN; AL VINO, VINO!

 

Las verdades aunque duelan y molestan a algunas personas delicadas de epidermis –ya sean autoridades de todos los niveles, o simples ciudadanos- hay que decirlas, recordarlas, porque ellas dan luz a los hechos oscuros, negros, que a la par de los hechos positivos transcurridos en el día a día, son parte de la historia que, justamente se va construyendo con cada una de las situaciones en donde el hombre tiene el protagonismo más importante.

De hecho, tanto la historia universal, como la de cada nación, tiene hechos positivos y negativos que dan cuenta de cada suceso. Por cierto, en ambos casos, hay historias que –según el historiador o investigador- consideran o dan más relevancia a unas que otras.

Nosotros, sin pretender catalogarnos ni como historiador, ni investigador, somos testigos de varios años del acontecer comunal. Y, aparte de eso, contamos con los antecedentes, para referirnos a determinados episodios; como también hemos conocido de muy cerca el accionar de autoridades y personajes locales como algunos que han llegado desde otros puntos a clavar la rueda de la fortuna, por desgracia sin muchos escrúpulos.

¿A qué este preámbulo o introducción?

Es a propósito de lo acontecido ayer en el principal balneario de la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, Pichilemu, a raíz del acto inaugural de las obras de mejoramiento realizadas en el Aeródromo de Pichilemu. Acto al que estábamos invitados como socio y ex Presidente del CAP, pero pese a que habíamos confirmado nuestra asistencia, debimos rehusar a última hora por recomendación médica, ante alzas de presión que venían desde hace unos días y que hasta ahora nos obligan a realizarnos una serie de exámenes.

Ayer todo estaba programado, pero un socio piloto previendo que algo no estaba contemplado, se acercó a preguntar al Presidente del Club Aéreo anfitrión si él u otro integrante del directorio diría algunas palabras; contestando éste que no estaba considerado hablar. Ante lo cual, el actual director del CAP, piloto Eduardo Saldías le dijo al Presidente si él, en calidad de ex Presidente, podía solicitar al maestro de ceremonia, su inclusión, dándole su venía.

Ante ello y previo a iniciarse el acto, conversó de inmediato con el locutor oficial, quien a los minutos tras el saludo inicial a todos los presentes, presentó al ex Presidente.

No hace muchos minutos logramos transcribir el discurso, que en muchos aspectos concuerda con la historia pasada y reciente:

DISCURSO

Autoridades presentes, Señoras y Señores:

En nombre de los Ex Presidentes del CAP, tengo el privilegio y honor de dirigirme a ustedes en esta ocasión, con motivo de la inauguración de nuestra Pista de Aterrizaje asfaltada, ad portas de cumplir 47 años de vida institucional el próximo 2 de noviembre.

No ha sido en vano este vuelo que nos ha tocado pilotar a los 17 ex Presidentes que ha tenido nuestra querida institución y he aquí que quisiera separar en dos períodos nuestra vida institucional.

Los primeros 30 años con aquellos presidentes: 1) Tulio Barrantes, 2) Fernando Escobar, 3) Carlos Echazarreta, 4) Lino Vargas, 5) Antonio Zamorano, Hombres visionarios que trabajaron mancomunadamente con la comunidad y con las autoridades de la época, consignando en aquellos años el comodato y administración de éste campo de aviación por 10 años y a finales de los años ’80 coronando dicha etapa con 3 aeronaves: 2 Champion y 1 Cessna 172 adaptado para traslado de enfermos.

En el segundo período nos sorprende la crisis económica y el volar se nos encarece una enormidad y la aviación civil sin actividad, arroja puras cifras rojas y nuestro Club, para sobrevivir en la época estival, con el concurso y voluntad de pilotos amigos de otros clubes aéreos, explota sus aviones en promover vuelos turísticos, para poder generar recursos para financiar y mantener en vuelo sus aeronaves y aquí comienza el período turbulento en las relaciones con las autoridades de la  época, en donde hubo que hacerle frente a toda la maquinación e intención de estos personajes (autoridades), comodato se rebaja a 1 año, renovable, recorte de la Pista, en donde el Municipio pierde 6 sitios en el cabezal norte, claras y avanzadas negociaciones bajo la mesa con un turbio personaje para lotear y enajenar los terrenos que habían sido donados para dicho fin. Como Presidente me tocó liderar esta defensa, concurriendo a notificar al entonces Presidente de la República, Señor Ricardo Lagos y al Ministro de Bienes Nacionales, Sr. Jaime Ravinet, quienes nos prestaron su apoyo y respaldaron nuestra preocupación, en donde manifiestan “que se debe respetar la voluntad del donante”. Y es así como se detiene la intención de la autoridad comunal de enajenar los terrenos.

Al ex Presidente, Sr. Renato Jaramillo, no le tocó menos turbulento su vuelo con las autoridades actuales. Logró sacar adelante, luego de un dilatado tiempo un comodato por 25 años, como también colocar en operaciones la pista, que estuvo cerrada por un período de varios meses, salvando todas las observaciones y destacar también el hecho de que hoy estemos inaugurando esta pista asfaltada, porque en el año 2007 él solicitó al MOP, a la Dirección de Aeropuertos, la factibilidad y aportó todos los antecedentes a ese cuerpo.

Puesto que hoy día todos querrán subirse al carro de la victoria, pero no hay que quitarle el mérito que a él le correspondió en su momento gestionar. Y, por último a nuestro Presidente, Señor Alex Habibeth le ha correspondido ordenar la casa, reparar el hangar, construir casa cuidador, restablecer los servicios y recomponer las relaciones con las autoridades, Por tanto, le deseamos éxito en su gestión y en este vuelo que a veces es más turbulento en tierra que en el aire.

Como a su vez, nuestro reconocimiento a las autoridades de Gobierno, encabezadas por el Presidente, Señor Sebastian Piñera, quien también como hombre aviático ha sumado voluntades para habilitar esta obra aeroportuaria.

Es todo y muchísimas gracias.

Según quienes se han contactado con “pichilemunews”, vía telefónica desde Pichilemu, los aplausos no se hicieron esperar del numeroso público y varias autoridades y pilotos foráneos que supieron de todas las vicisitudes por la que pasó el Club Aéreo ante los intentos de enagenar el Aeródromo, ya en reuniones de clubes aéreas o de cartas enviadas a la FEDACH, como copias de documentos en donde se denunciaban estos intentos, lo felicitaron y estrecharon su mano.

Por cierto, más de algún cómplice de aquellos –que estaban “cubriendo” la ceremonia- y otros como invitados o desde la distancia, no muy contentos con la “diplomática” referencia a esos negros personajes que, no obstante a estar aparentemente más tranquilos, en las sombras siguen tendiendo redes para volver, de alguna forma, a contar con poder.

Y, ojo, otros personajes que se visten con ropajes de inofensivos corderos y emprendedores, siguen –con la complicidad de autoridades y de servicios públicos- para apoderarse de bienes municipales y bienes fiscales de uso público.

No se extrañen cuando se sepa oficialmente que terrenos de esa calidad están formando parte de propiedades de particulares.

ACLARACIÓN AL DISCURSO: En el texto del discurso hay algunos detalles imprecisos, que es bueno aclarar en rigor de la historia:

1.-  El piloto Lino Vargas aparece mencionado como uno de los ex Presidentes; pero nunca lo fue, pese a que en muchas ocasiones fue propuesto, pero en cada ocasión se rehusó a ser electo como tal, fundamentando su decisión en que por razones de su trabajo –primero como Controlador de Tránsito Aéreo, y después como administrador y piloto instructor en otras ciudades del país- se le hacía difícil enfrentar un cargo que requería más atención en terreno. Sin embargo, si aceptó ser electo como vicepresidente y director, aportando con su experiencia en los temas consultados vía telefónica o asistiendo, en algunas ocasiones, a reuniones programadas con antelación.

Es más, siendo alcalde de Pichilemu, entre 1979 y 1982, solo se limitó a impulsar la reactivación del Club Aéreo de Pichilemu, luego que quedará descabezado el directorio que presidía el Tte, de Carabineros, Antonio Zamorano, nombrado por las autoridades militares.

2.- Se recurrió al Ministro Jaime Ravinet, en su calidad de titular de las carteras de Vivienda y Urbanismo, y de Bienes Nacionales.


Comentarios