Jueves, 29 de septiembre de 2011

Paro y protestas dejan en evidencia caída de apoyo de Morales entre sus bases

 

Fuente: La Tercera online  -  Por Fernando Fuentes

Huelga convocada en apoyo a indígenas paralizó varias ciudades. Morales reconoció un "profundo llamado de atención" al gobierno.

Aunque el gobierno de Evo Morales dijo a primera hora que el paro general convocado ayer por la Central Obrera Boliviana (COB) había arrancado "con poca fuerza", las agencias internacionales informaron luego que el país virtualmente se paralizó con la huelga, en repudio a la represión policial ejercida el domingo contra una marcha indígena. El Ejecutivo enfrentó durante la jornada multitudinarias protestas callejeras en todo el territorio, en la peor crisis política desde enero, que dejó en evidencia que Morales tiene cada vez menos bases sociales que lo apoyan.

Anoche, el mandatario reconoció que las protestas fueron una "profunda llamada de atención" a su gobierno y, aunque reiteró que él no ordenó la represión, ofreció disculpas a los afectados.

A diferencia de otras ocasiones, ayer se volcaron a las calles sectores populares que antes apoyaban a Morales y ahora se muestran desilusionados, según AP. Maestros, médicos, trabajadores municipales, universitarios, grupos ecologistas e indígenas participaron en movilizaciones en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Sucre y Potosí, mientras que en la región amazónica de Beni varios pueblos efectúan bloqueos y huelgas hace días. Los sindicatos del transporte, cuyos dirigentes son afines a Morales, no secundaron la huelga, pero las marchas los obligaron a paralizar en varias ciudades. En Oruro, hasta ahora bastión del gobierno, la marcha fue calificada como "la más grande" de su historia y una asamblea decidió "no permitir bajo ningún concepto la construcción" de la ruta por el territorio indígena Parque Nacional Isiboro Sécure.

Si bien Morales anunció la suspensión del proyecto vial y renunciaron las dos cabezas del Ministerio de Gobierno (Interior), el principal dirigente de los maestros urbanos, José Luis Alvarez, dijo que "la renuncia de Sacha Llorenti (ex ministro del Interior) no resuelve el problema. Tienen que irse también los otros responsables". Las organizaciones sociales piden también el cambio de los ministros de la Presidencia, Carlos Romero; de Transportes, Walter Delgadillo, y de Justicia, Nilda Copia, que habría pedido la intervención policial.

El secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, anunció que los sindicatos analizarán mañana si llaman a huelga general indefinida y si un grupo de sindicalistas se suma a la reanudación de la marcha indígena contra la ruta en la selva, financiada por Brasil.

"Estas podrían ser las movilizaciones más grandes que se han producido en el país en contra de este gobierno (...), hay una ruptura entre un gobierno y su base indígena", dijo a Reuters el analista Jorge Lazarte. "Por tanto, se ha precipitado una etapa de ocaso del gobierno (...), por primera vez en los últimos años se ha escuchado gritar a la gente que este gobierno se vaya, esto es lo grave", añadió.

Franklin Pareja, profesor de ciencia política de la U. Mayor de San Andrés, cree que la ola de solidaridad con los indígenas amazónicos está creando "una conciencia nacional de muchos sectores que puede empezar a desestabilizar una gestión que está demostrando una gran impostura".

"Evo era un símbolo muy fuerte para mucha gente, encarnaba principios de justicia, de DD.HH., pero ahora esa gente está desencantada", dijo a la AP Jim Shultz, del Centro para la Democracia, una ONG con base en EE.UU. y Bolivia.

"Morales está viviendo una situación crítica. No creo que vaya a caer porque no hay oposición política. Continuará más débil mientras la oposición social irá creciendo. Sólo le queda reconstruir su gobierno incorporando las voces críticas de las calles", concluyó Shultz.

Ex cónsul en Chile pide acción de OEA

La represión policial a indígenas no sólo provocó dimisiones de colaboradores del Presidente Evo Morales, sino autocrítica de parlamentarios del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).

El senador Eduardo Maldonado precisó que el equipo político del gabinete de Morales demostró "absoluta falta de capacidad en la gestión de conflictos". "El proceso de cambio está herido de muerte y tenemos que salvarlo", agregó. Además, según EFE, varios diputados del MAS han anunciado que empezarán a votar contra el gobierno.

Por su parte, el ex cónsul de Bolivia en Chile, José Pinelo, sugirió pedir la intervención de la Comisión Interamericana de DD.HH. de la OEA, para que investigue la represión policial a los indígenas. "Los responsables de los atentados a los derechos humanos tienen que ser enjuiciados", comentó. Ayer, la ONU y el gobierno se reunieron para conformar una comisión que indague el incidente.

 


Comentarios