S?bado, 01 de octubre de 2011

UNA RÉPLICA AL ARTÍCULO SUPERMERCADO “ALMACÉN POLANCO” CERRÓ SUS PUERTAS

 

Anoche –viernes 30- recibimos una Carta con fecha 1 de Octubre, de parte de la Sra. María Isabel Polanco Parraguez donde expresa –dice- su malestar y el de su familia.

Le creo que está molesta. Y bastante más de lo que debiera estarlo, porque –me temo- que pese a tener más estudios de los que dice de su Sr. Padre, no escuchó bien o no leyó bien el artículo que realizamos a raíz del cierre del establecimiento familiar.

Si escuchó la lectura del artículo, oyó mal. Si leyó el artículo, puede que sea mala comprensión de lectura.

En el primer párrafo de su Carta -que va más adelante, in extenso- dice que nuestras palabras (fueron) poco generosas.

Creo que, al contrario, al poner detalles pocos conocidos de la evolución de la trayectoria del Sr. Luis Polanco Polanco, no hace otra cosa que destacar cada oficio y/o actividad y que le permitió levantar y progresar en sus actividades comerciales. Todo lo cual lo enaltece ....

Y bajo ningún punto nos molesta –como usted cree- el que haya alcanzado ese éxito.

Usted menciona –agrega en la carta- que “hace mucho tiempo que se expresa en forma casi maliciosa del proceder de mi padre y me gustaría que si algo tiene en contra de él preséntelo en el organismo pertinente para que se vea y se analice…”

Esto es por el párrafo que se refiere a las adquisiciones de terrenos; tema que usted dice “….¿Esta pequeñez de su parte, que tienen que ver con la celebración que estaba aconteciendo?

Aparentemente esa referencia no tiene nada que ver, pero es obvio que tiene que ver. Pues no hay que ser un experto analista económico, un ingeniero comercial u otro profesional del área, para inferir que las actividades económicas que desarrollaba su Sr. Padre, es lo que posibilitó, principalmente, a que éste pudiera adquirir terrenos, propiedades; hecho que bajo ningún momento cuestionamos. Mencionamos sí, que –posteriormente- hubo o hay hechos controversiales, algunos de los cuales según la Ley General de Urbanismo y Construcciones están “abiertos” (Art. 70).

Tampoco ponemos adjetivos a ese caso. Sí se destaca es que están “abiertos” es porque eso ocurre- Al menos desde el año 1971, el caso más antiguo. Y se repite al menos en dos casos más en lo que dice relación al Art. 70, cosa que los profesionales arquitectos, constructores civiles, dibujantes arquitectónicos, etcétera, deben conocer. Es más, no solo ellos, el Director de Obras Municipal y las autoridades municipales. Y, en definitiva, todos los ciudadanos.

Y como ese artículo –como los demás- son parte de una Ley, ésta se da por conocida apenas se publica en el Diario Oficial.

Más adelante, usted recalca los 52 años de trabajo de Don Luis Soto; aunque oí en la grabación de su mensaje en que se dirige a la comunidad que dice –CLARITO- “51 años”. Lo que, por cierto, es una muy importante cantidad de años. Y como usted mismo lo señala, no me equivoqué al imaginarme que tanto el Sr. Luis Soto como los demás trabajadores recibirían una buena indemnización. Hecho que por lo demás, aparte de ser justo, nos alegra.

Al referirnos a los términos: emprendedor o busquillas, en ningún caso se está denigrando a la persona de su Sr. Padre.

Cuando se indica –por una parte- que el Sr. Polanco (….) “desde niño se inició y destacó como un “emprendedor” como se le llama ahora …”; y –por otras- que “En esos tiempos, quizás la palabra que podría describirlo sería un “busquillas” en lugar de un emprendedor”, estamos de –alguna manera- recordando que en esos años en que su padre vivió y pasó por esas actividades y/o oficios, la palabra que, quizás (decimos) podría haberlo descrito o identificado con ser una persona busquilla; sin que ese término pretenda menoscabarlo. Además que, debe recordarse, que el término "emprendedor" hace 60 años, incluso mucho años menos, era muy poco usado, por no decir que "no era usado", como se estila ahora. Donde todos, prácticamente, somos emprendedores en la actividad que desarrollamos.

Por otra parte, admitimos que nuestra imaginación no alcanzó para buscar una palabra más amable, aunque insistimos, la palabra “busquilla” no está dicha como un insulto, ni mucho menos.

(Aunque, la comprensión de lectura se entiende según como cada cual lo interprete).

Para desgracia suya, todos los detalles que dimos a conocer –fue justamente para poner de relieve los esfuerzos de superación que su padre realizó- cosa que por lo demás, cientos de personas en la comuna realizan día a día. Y particularmente, muchas personas en la época estival, año a año, son tan esforzadas como lo fue su Sr. Padre. Y no porque unos hayan tenido tanto éxito y recompensas a esos sacrificios, los demás son menos, o dejan de tener méritos.

Más adelante, aparte de psicoanalizarme, usted recuerda que su Sr. Padre ayudó a varias personas de mi familia a superarse, incluso que siempre ayudó a mi padre “ya que no hacia distinción solo veía quien lo necesitaba y le tendía la mano…”,

Asimismo, aunque usted me recuerda que su Sr. Padre “muchas veces lo ayudo a Ud. en las campañas políticas que sin éxito emprendió….”; créame que mi memoria aún funciona y debo decirle que si alguna vez él pensó en donarme harina para engrudo, ello no se materializó.

Si recuerdo, cuando él –el año 1996 ó 1997- invitó insistentemente a todo el Concejo Municipal y a algunos vecinos de Pichilemu, a una manifestación en un conocido establecimiento, a donde, asistimos en pleno; y en cuya ocasión ante todos los presentes y en forma muy solemne ofreció al alcalde de entonces, donar MIL SACOS de Cemento para que el municipio construyera “veredas” amplias a todo lo largo de la Avenida La Concepción. Promesa –como otras del pasado, incluso por escrito- que  nunca se materializaron. ¿O llegó el cemento y nunca me enteré?

Podría recordar otros hechos, pero como usted indica en una parte, también podría considerar que nos estamos desviando de lo principal.

Así, que no más preámbulo y aquí el texto, tal cual, lo hemos recibido, sin agregarle siquiera una coma.

Estimado señor:

Junto con saludarlo, quiero expresar mi malestar propio y de mi familia ya que una gran celebración, emotiva y generosa de la gente que aprecia de alguna manera lo que mi familia o mi padre han entregado a Pichilemu, se ven opacada con sus palabras poco generosas, ya que siendo un pionero sin estudios llego donde esta solo con trabajo y esfuerzo cosa que a Uds. parece molestarle… hace mucho tiempo que se expresa en forma casi maliciosa del proceder de mi padre y me gustaría que si algo tiene en contra de él preséntelo en el organismo pertinente para que se vea y se analice…

Quiero ir punto por punto analizando su avinagrada y mal intencionada nota:

1.- Ud. dice respecto de don” Luis Soto” el empleado más antiguo, son 52 años,  dice Ud. bien, recibió su indemnización y mas  ya que se lo merecía, y puede comprobarlo tanto la de él como la de los demás trabajadores,  en la notaria de Pichilemu con fecha 29 de septiembre, un día después de firmado el contrato con la empresa unimac…

2.- Dice Ud. como se le llama a los” emprendedores los que llegan a ser alguien en la vida”, sepa que, mi padre estudio hasta sexto básico, y llego  donde está gracias a su trabajo, cosa que supero con creces a personas con mas estudios. Me da la sensación que a Ud. le molesta que la gente progrese o llegue a ser alguien en la vida….por lo demás debiera reconocer si su generosidad se lo permite que este señor como despectivamente  lo menciona, logro solo con la visión de futuro , proyectar en la vida más que un recuerdo, una huella que muchos quisieran seguir, le recuerdo que el mismo ayudo a varias personas de su familia a superarse , sin ir más lejos siempre ayudo a su padre , ya que no hacia distinción solo veía quien lo necesitaba y le tendía la mano…

3.- Dice Ud. que lo describiría hoy como “busquillas más que emprendedor”, no se a que se refiere, ya que la palabra busquilla significa buscavida, tanto le cuesta buscar una palabra más amable de calificarlo… sí, fue un emprendedor, cosa que Ud. no  ha llegado hacer. Siento  su amargura que chorrea por todo su ser, como no puede ser generoso al calificar a un señor que ha llegado a los 90 años, ha hacer historia y que muchos han reconocido o su estrechez no le alcanza para visualizar esto, empañando un recuerdo que Ud. y nadie podrá borrarlo de nuestros corazones… y le recuerdo que este busquilla muchas veces lo ayudo a Ud. en las campañas políticas que sin éxito emprendió….

4.- Dice Ud. Que” personas mayores que lo recuerdan vendiendo en la playa, vendiendo huesos, etc.”… a mucha honra… si  pretendió menoscabar estos inicios, sepa  que con más orgullo me siento, ya que ese huesero llego a donde está hoy… con dignidad enalteciendo los oficios que realizo con trabajo y dedicación….cosa que a Ud. parece molestarle…

5.- Dice Ud. que “obstinadamente” le mantuvo el nombre  “almacén Polanco”,  no, si su visión se lo permite…se lo explico, el almacén es una manera de cercanía con la gente...ya que aunque creciera en espacio… seguiría siendo el mismo almacén de sus inicios… y que se mantuvo hasta el final… por algo la gente lo hizo saber el día 27 de sept., con sus demostraciones de cariño y que hasta el día de hoy se sienten…..

6.- Dice Ud. que hay un “capitulo sin cerrar sobre los terrenos, urbanizaciones etc.”…en muchas ocasiones le he escuchado a Ud. menoscabar y tratar de hacerlo aparecer como un sinvergüenza, estafador, y otras cosas que no vale la pena mencionar….¿ Esta pequeñez de su parte, que tienen que ver con la celebración que estaba aconteciendo?…..o es que Ud. aprovecha cualquier ocasión para tratar de empañar esta gran fiesta que estábamos finalizando… si tiene cualquier antecedente que no esté solucionado, venga dígamelo frente a frente, no mande recados… tengo toda la paciencia del mundo para escucharlo, pero aquí, a mí, pero con pruebas, y no le quepa ninguna duda que para su tranquilidad y para que pueda descansar y mejorar su corazón de negatividad y de odio…la analizaré y veré el modo de remediarlo…ya que este tema lo tiene hace años atragantado, que no lo deja seguir adelante…y no pierde ninguna oportunidad para poder mencionarlo….creo señor que ésta no era la ocasión…

6.- Como Ud. bien dice este” abarrotero” siempre ayudo a muchas instituciones… sin esperar nada a cambio, y sin importar a quien… eso se llama generosidad…hacer el bien….¿ O sea este abarrotero no era tan malo?…y también lo recuerdo a Ud. solicitando ayuda que también en su oportunidad recibió….y a pesar de esto,  siempre busco cualquier instancia para poder difamarlo…

Don Washington siento en el alma su amargura la que se refleja en todo lo que realiza sobre todo escribiendo…. Deje que su corazón descanse de odio y vea la vida como lo que es… un pasaje hermoso que debe disfrutar… si la vida lo ha golpeado, lo siento, pero no deje entrever que los demás por surgir tienen la culpa… sea un poquito más positivo, y se lo digo de corazón… y deje este pobre hombre de 90 años, con mas canas que las suyas, que viva sus últimos días en paz….muéstrele un poquito más de respeto, deje que disfrute su momento de gloria, creo que se lo ha ganado… y con creces….y espero que el día que ya no esté en este mundo, tenga unas palabras mas generosas para un emprendedor, gigante, visionario, y soñador que ayudo a hacer  de la nada un balneario como es hoy nuestro querido Pichilemu….

Don Washington, si en algún momento mi padre lo ofendió o le hizo algo, me disculpo por él, ya que hoy día su mente solo recuerda lo feliz que ha sido con ayudar, soñar y haber contribuido y lo más importante haber sido parte de la historia de Pichilemu, que también es su historia…

Sin otro particular se despide María Isabel Polanco Parraguez, hija, que es lo que es, gracias este pequeño hombre que se convirtió en gigante….

 

 


Comentarios