Lunes, 03 de octubre de 2011

Justicia brasileña paralizó obras de gigantesca hidroeléctrica en el Amazonas

 

Fuente: La Segunda online

"No es razonable permitir que innumerables familias, cuyo sustento depende exclusivamente de la pesca de peces ornamentales realizada en el río Xingú, sean afectadas por las obras de la hidroeléctrica", afirma el fallo.  

La justicia brasileña ordenó esta mañana la paralización de las obras de la gigantesca hidroeléctrica Belo Monte, cuya construcción en el corazón de la selva amazónica enfrenta al gobierno e indígenas, por afectar la pesca artesanal en la región.

La decisión de la justicia federal del estado de Pará (norte) prohibió al consorcio Norte Energía alterar el lecho del río Xingú, con la "implantación de puerto, diques explosiones, excavación de canales; en fin, cualquier obra que interfiera con el curso natural del cuerpo de agua, con una consecuente alteración de la fauna ictiológica".

Mientras las autoridades brasileñas consideran a la represa elemento fundamental para el desarrollo energético del país, la construcción ha generado una fuerte oposición de indígenas, pobladores locales y ambientalistas, que argumentan que la iniciativa tendrá un impacto ecológico y social demasiado grande.

Incluso la ONG International Rivers ligada a Robert Kennedy Jr. -y también opositora también de HidroAysén- juntó más de 300.000 firmas para oponerse a la construcción de la represa.

Si el consorcio encargado de la construcción no acata la orden será cobrada una multa diaria de 200.000 reales (unos 109.500 dólares).

Las obras que no interfieran con la actividad pesquera, como la construcción de canteros y residencias, pueden continuar, señaló el texto del juez Carlos Eduardo Castro Martins. En todo caso, la empresa aún puede apelar de la decisión.

La Asociación de los Criadores y Exportadores de Peces Ornamentales de Altamira que presentó la denuncia, argumenta que las obras pueden llegar a provocar la extinción de las principales especies de peces en la región.

"No es razonable permitir que innumerables familias, cuyo sustento depende exclusivamente de la pesca de peces ornamentales realizada en el río Xingú, sean afectadas directamente por las obras de la hidroeléctrica", destacó el juez.

Con 11.200 MW de potencia (cerca de 11% de la capacidad instalada del país) y un costo de 11.000 millones de dólares, la represa está destinada a ser la tercera mayor del mundo, atrás de Tres Gargantas, en China, e Itaipú, en la frontera de Brasil y Paraguay.

 


Comentarios