Mi?rcoles, 19 de octubre de 2011

Ex rector Riveros dijo que conjunto de demandas estudiantiles "no es fácil de digerir"

 

Fuente: www.cooperativa.cl

El académico criticó que a la exigencia original, por una educación de calidad, se hayan sumado requerimientos políticos.

Aseguró que le "duele el corazón" al ver la Casa Central de la U. de Chile tomada.

El ex rector de la Universidadde Chile Luis Riveros (1998-2006) expresó su preocupación por la extensión del conflicto estudiantil y criticó la inclusión de demandas "políticas" al petitorio original del movimiento

En una entrevista con el diario El Mercurio, Riveros opinó que en un comienzo, "uno podía decir: Pucha que partió bien esto; qué bueno que los estudiantes defiendan la calidad de la educación, que bueno que se preocupen de la pregunta de por qué pagan aranceles tan altos, que bueno que protesten por una forma de financiamiento que es tan cara a injusta...".

"Todo eso me parece muy bien, pero cuando paso frente a la universidad realmente me da una pena profunda, no sólo como ex rector, sino que como académico de la institución", ver la Casa Central tomada y llena de carteles.

Riveros aclaró que en su opinión "las demandas son justas", pero lo que le "preocupa es la escasa capacidad de diálogo que hay entre las partes, la falta de confianzas mutuas, el que alumnos estén en riesgo de perder el semestre o el año y también el curso que ha ido tomando este conflicto".

"Comenzamos con un tema que es de fondo y que todos suscribimos: una mejor calidad y equidad de la educación, y todo el país se sumó a esta protesta ante una educación que es bastante mala en promedio y bastante inequitativa a todas luces", dijo.

Sin embargo, el tema "después fue variando, se le fueron introduciendo más condicionantes políticas y empezamos a hablar del tema del lucro, que no era parte de la bandería original, y se empezaron a sumar otras organizaciones ciudadanas y a cundir un sentimiento de protesta en contra del sistema", consideró.

A consecuencia de lo anterior "aparecen otros temas más amplios y que tienen que ver con la reforma tributaria, con la reforma constitucional y el tema de la renacionalización del cobre, que disparan un conflicto que era de un sector muy bien dimensionado y objetivado a un nivel nacional".

"No estoy diciendo que no tengamos que discutir estos temas, pero incluido todo en el mismo plato no es fácil de digerir", concluyó el ex rector, que opinó que aunque las raíces del conflicto se remontan a décadas atrás, "a este Gobierno le tocó pagar la cuenta".

 


Comentarios