S?bado, 22 de octubre de 2011

FÚTBOL PICHILEMINO: A UNA SEMANA DE LA FINAL DEL FÚTBOL “DE HONOR”, SURGEN NUBARRONES CON REPARTO DE PREMIOS

 

El Club “Cardenal Caro” se tituló campeón en primera serie, y el “Unión Victoria”, de Pueblo de Viudas, campeón en segunda serie. Vicecampeones, el “Arturo Prat” y el “Unión Cáhuil”, respectivamente.

La noble práctica del deporte –que en Guadalajara está viviendo todo su esplendor, con sobresaliente actuación de deportistas nacionales- acá en Pichilemu se está viendo ensombrecida por la actuación de actores –generalmente en el papel de los “malos de la película”- que se repiten desde hace más de 40 años; por desgracia con la complicidad de quienes los eligen.

Es lo que ocurre con el fútbol pichilemino que el sábado recién pasado tuvo su epílogo en la serie de honor, donde en la cancha se impuso claramente el Club Deportivo “Cardenal Caro” al ganar  por 3 goles a 1 al Club Deportivo “Arturo Prat”, titulándose campeón .

En el partido preliminar –por el tercer puesto- se enfrentaron el Club Deportivo “Unión Pichilemu” quien boleteó por 5 goles a 1 al Club Deportivo “Infiernillo”.

En tanto, en segunda serie, el Club Deportivo “Unión Victoria”, de Pueblo de Viudas, se impuso por 1 gol a 0 al Club “Unión Cáhuil”, de Cáhuil.

¡Hasta ahí todo bien!

LOS PREMIOS

El Club “Cardenal Caro” según se informó, se hizo merecedor de un premio de 700 mil pesos, producto de la acumulación de lugares de todas las series en disputa. Serie de Honor y/o Primera Serie, Segunda Serie, Juveniles, Infantiles, entre otras.

Sin embargo, un dirigente que pidió reserva de su nombre, manifestó que todas las series del Campeonato de Fútbol no estaban terminadas y, por tanto, había una situación no muy clara cómo se determinó por parte de los dirigentes de la Asociación de Fútbol de Pichilemu, AFUPI, que preside José Raúl Tobar Pavez.

Sin precisar cuál será el curso de las acciones –de parte de quienes se sienten disconformes con el actuar de la AFUPI- no se descarta que el tema llegue a la justicia, que está tan cerca (físicamente).

Cosa que no ocurría por allá a finales de la década del ’70 y en los años siguientes, donde el fútbol pichilemino conoció de acciones “non santas” de algunos dirigentes que cual mago, hacían “desaparecer” documentación deportiva, por nombrar algunas de las acciones conocidas, y que iban en desmedro de clubes rivales. Y donde –al menos- un dirigente de aquellos ha vuelto a ser elegido.

La AFUPI, en el actual gobierno –cosa que no se conoció en los cuatro gobiernos que le antecedieron- ha contado en el presente año, con recursos en dinero por 10 millones de pesos para el desarrollo del fútbol y, lógico, los clubes asociados esperan que éste llegue en forma transparente, en mérito al desempeño deportivo; sin que medien situaciones poco claras y que perjudique a los deportistas.

Es por ello que, el campeonato inconcluso -para algunos dirigentes- al parecer se terminará de jugar en el tribunal local.

 


Comentarios