Jueves, 27 de octubre de 2011

La Farfana: Aguas Andinas indemnizará en $1.066 millones a afectados por olores

 

Fuente: www.emol.com

Corte de Apelaciones estableció que la sanitaria deberá pagar $2.000.000 a cada vecino de la Villa Alto Jahuel de Pudahuel que la demandó por las emanaciones ocurridas en 2003 y 2004.  

La Corte de Apelaciones de Santiago condenó a la empresa sanitaria Aguas Andinas a pagar una indemnización de $1.066 millones a los habitantes de la Villa Alto Jahuel de Pudahuel, que entre 2003 y 2005 fueron afectados por los malos olores producidos en la vecina planta de tratamiento de La Farfana.

En un fallo unánime, los ministros de la Octava Sala del tribunal de alzada, Juan Escobar, Gloria Ana Chevesich y el abogado integrante Jaime Guerrero, determinaron que la empresa debe pagar $2.000.000 a cada uno de los 533 vecinos que demandaron a la compañía por estas emanaciones.

El tribunal determinó que Aguas Andinas tuvo responsabilidad por falta de servicio y actuar negligente en la operación de la planta de tratamiento de aguas servidas, lo que provocó una serie de episodios de emanaciones.

"A juicio de esta Corte, se acreditó que los digestores de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas La Farfana presentaron problemas de funcionamiento a principios de diciembre de 2003, por lo que la capacidad de digestión de los lodos se vio reducida en un 50%; razón por la que los lodos no tratados en los digestores se depositaron en la cancha de secado, generándose durante dicho mes malos olores que emanaban de aquellos, lo que afectó a los habitantes de inmuebles aledaños", señala el escrito.

Asimismo, precisó que los problemas en el manejo de estos residuos se siguieron produciendo en 2004.

No obstante, la ministra Gloria Ana Chevesich votó en contra de establecer la indemnización respecto de 113 demandantes, pues a su juicio no aportaron antecedentes que acreditaran daño moral.

Rebaja en pago inicial por $5 millones

En primera instancia, el juez del Décimo Octavo Juzgado Civil de Santiago, Ricardo Núñez, había determinado un pago de $5.000.000 para cada uno de los demandantes, monto que fue rebajado por el tribunal de alzada.

La resolución de la Corte de Apelaciones sostiene que "Aguas Andinas no fue diligente al operar los digestores pues los sobrecargó con los lodos que su planta producía, lo que provocó problemas en su funcionamiento". Por ello los fangos no tratados se depositaron en canchas de secado y "por periodos excesivos", por lo cual "se debe concluir que los episodios de mal olor se produjeron por culpa de la demandada". De esta forma la justicia desestimó la excepción de "caso fortuito".

 


Comentarios