Lunes, 31 de octubre de 2011

Chile volvió a su triste registro de medallas doradas en los Juegos Panamericanos

 

Fuente: www.emol.com

Pese a conseguir 43 preseas, la delegación nacional no pudo igualar la marca de 6 oros. Decepciones y sorpresas que dejó la cita de Guadalajara.

SANTIAGO.- La XVI versión de los Juegos Panamericanos de Guadalajara llegaron a su fin y al momento de realizar un balance del desempeño de la delegación nacional existen muchas contradicciones.

Con más de 300 deportistas, Chile se presentó a la cita de Jalisco con la intención de superar lo realizado en Río de Janeiro. Incluso el mismo presidente del COCh, Neven Ilic, señaló a Emol antes de los Juegos que conseguir menos oros que en los del 2007 era "un fracaso".

Sin embargo, la realidad muestra que los resultados no fueron del todo halagadores ya que se terminó en la 13ª posición (en Río fue 10ª) y en la suma de preseas doradas se bajó de 6 a 2.

Lo esperanzador es que se consiguió una cifra histórica en cuanto a medallas. Nunca antes en las participaciones de Chile en los Panamericanos se habían colgado 43 trofeos. La diferencia fue la calidad de estas preseas, ya que la gran cantidad correspondieron a terceros lugares.

Eso es en cuanto a los números de preseas. En lo que respecta al desempeño de los deportistas, habían muchos chilenos que viajaron a México con la mochila de ser candidatos en sus especialidades. Y al parecer a algunos les pesó más de la cuenta.

Decepciones

Dentro del numeroso número de nacionales, se esperaba mucho más de varios de ellos. El abanderado chileno, David Dubó, llegó con un cartel de favorito tras ser campeón mundial de karate. Tuvo una primera ronda sin sobre saltos pero se tuvo que conformar con la medalla de bronce tras ser eliminado en semifinales.

Misma situación de Denisse van Lamoen en tiro con arco, que tuvo muchos problemas físicos y con su aparato, pero que no cumplió con las expectativas. Uno de los casos más llamativos es lo que ocurrió en el tenis.

Si bien Nicolás Massú no es el mismo de los Juegos Olímpicos de Atenas, era uno de los participantes más destacados, y defraudó. En singles perdió en tercera ronda ante el brasileño Daniel Melo, pero lo peor llegó con el dobles, donde junto con Jorge Aguilar protagonizaron el papelón más grande de los Panamericanos al ser eliminados por el desconocido binomio de Barbados.

Tomás González, pese a conseguir tres medallas (dos de plata y una de bronce), no ratificó su chapa de candidato. Se puede excusar en que enfrente tenía al mejor representante de la gimnasia sudamericana, el brasileño Diego Hypólito, pero todos en Chile esperaban una presea dorada, sobre todo en la especialidad del salto.

Sorpresas

Así como unos fallaron, hubo otros que sorprendieron a todo el país. Uno de los casos más particulares es el del atleta Daniel Pineda, quien con su medalla de plata en salto largo fue el único representante de la especialidad que brilló con luces propias.


Mismo caso que Marisol Villarroel quien consiguió el segundo lugar en una prueba impensada, el patinaje artístico con una bella presentación en Guadalajara. María Fernanda Valdés, a sus 19 años, puede decir con autoridad que se colgó la presea plateada tras resultar segunda en la halterofilia de 75 kilos.

En lo que respecta a actividades colectivas, la selección de balonmano masculino ilusionó a todos con su actuación. Clasificaron segundos en su grupo y sólo Argentina les quitó el sueño de luchar por el oro. Ganaron el bronce tras derrotar a República Dominicana.

Y el hockey césped dijo presente con dos terceros lugares. El combinado femenino consiguió un histórico podio tras superar a Canadá y los varones repitieron la gracia de Río de Janeiro 2007 donde también obtuvieron medallas.

Cumplieron

Finalmente, están los deportistas que no les pesó la mochila de candidatos y que ratificaron en Guadalajara todos sus laureles.


El primer oro para Chile llegó en las manos, pies, brazos y piernas de Kristel Köbrich, quien ya había sorprendido con el bronce en los 400 metros libres de la natación (prueba que no es su especialidad) y después de la cual se juramentó lograr el primer lugar en los 800.

Dicho y hecho. La nadadora chilena estuvo en lo más alto del podio y permitió escuchar por primera vez en los Juegos el himno nacional con la bandera izada por sobre las demás.

Misma situación que el velerista Alberto "Tito" González, quien repitió el oro de Río 2007 y junto a su tripulación (Cristian Herman y Diego González) se erigió como el segundo en obtener la presea dorada y además como el deportista más ganador en la historia de los Panamericanos para Chile.

Y el agua siguió dando resultados, ya que los hermanos Felipe y Rodrigo Miranda se llenaron de gloria al obtener cinco medallas entre los dos en la especialidad de esquí náutico. En el futuro destaca su hermana Tiare, quien está siguiendo el paso ganador de los dos varones.

En cuatro años más los Juegos Panamericanos se desarrollarán en Toronto, Canadá, por lo que aún queda tiempo para fortalecer a los deportistas nacionales y conseguir así un avance significativo a nivel internacional.

 


Comentarios